OEA recomienda el balotaje como ‘mejor opción’ para las elecciones en Bolivia

La misión de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) hizo conocer este miércoles su informe sobre el proceso electoral en Bolivia y, tras advertir que no se cumplieron varios principios básicos para garantizar la transparencia de un proceso electoral, recomendó un balotaje por la proyección del resultado final que anticipa una leve diferencia en el porcentaje que active este mecanismo para resolver la pulseta por la Presidencia en el país.

«Los resultados de una elección deben de ser creíbles y aceptables para toda la población no solo para un sector. En estos momentos, con 96,78% de las actas computadas, el cómputo definitivo marca una diferencia de 9,48% entre los binomios más votados, lo que de mantenerse significaría una segunda vuelta. En el caso de que, concluido el cómputo, el margen de diferencia sea superior al 10%, estadísticamente es razonable concluir que será por un porcentaje ínfimo. Debido al contexto y las 5 problemáticas evidenciadas en este proceso electoral, continuaría siendo una mejor opción convocar a una segunda vuelta», se lee en la parte conclusiva del informe.

El documento fue presentado en el país por el jefe de la misión y excanciller de Costa Rica, Manuel González, mientras el mismo documento fue presentado en Nueva York, en el Consejo Permanente, por el director del Departamento para la Cooperación y Observación Electoral (DECO) de la OEA,  Gerardo de Icaza, que trata ‘la situación en Bolivia’ a pedido de las representaciones de Brasil, Canadá, Colombia, Estados Unidos y Venezuela.

El TED y el Sereci de Santa Cruz amanecen quemados

La parte conclusiva del documento inicia recordando que «toda elección debe regirse por los principios de certeza, legalidad, transparencia, equidad, independencia e imparcialidad» y agrega que «la Misión pudo constatar que varios de estos principios han sido vulnerados por distintas causas a lo largo de este proceso electoral».

Luego recuerda que «todo resultado electoral debe proveer la posibilidad de ser apelable» y que la misión de observadores «tiene dudas serias sobre si en este proceso existen las garantías para poder recurrir actos y resultados por parte de la autoridad electoral».

También considera «particularmente alarmante» la renuncia del vicepresidente del Tribunal Suporemo Electoral, Antonio Costas, argumentando “la desatinada decisión de la sala del Tribunal Supremo Electoral de suspender la publicación de los resultados del sistema de transmisión de resultados preliminares electorales-TREP”.

«La renuncia del vocal Costas debilita aún más la institucionalidad electoral. Por un lado, aumenta los niveles de desconfianza. Por otro, podría afectar el funcionamiento del tribunal, que deberá operar con dos posiciones vacantes en su pleno hasta que tengan lugar nuevos nombramientos», agrega.

En referencia al pedido que hizo el gobierno de Bolivia para que la OEA realice una auditoría de los resultados electorales, la misión considera que los resultados de este trabajo deberían ser vinculantes.

González, consultado sobre la posibilidad de que los mismos miembros de la misión realicen este trabajo, respondió que eso dependerá de las decisiones que tome la OEA y la disponibilidad de quienes llegaron a Bolivia, aunque consideró que ello sería conveniente por el conocimiento que ya acumularon sobre el proceso.

Fuente: la-razon.com