Johnson dice confiar en un acuerdo de Brexit y no querer elecciones anticipadas

El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo este lunes confiar en la posibilidad de un acuerdo de divorcio con Bruselas y aseguró no querer convocar elecciones legislativas anticipadas, en el inicio de una semana crucial en la caótica crisis del Brexit.

«Las posibilidades de lograr un acuerdo han aumentado», afirmó Johnson en una declaración a todo el país tras haber reunido de urgencia a su gabinete.

«Pero si hay una cosa que nos puede frenar en estas negociaciones es la sensación en Bruselas de que los diputados puedan encontrar un modo de anular el referéndum, o que mañana los diputados voten con (el opositor) Jeremy Corbyn a favor de otro aplazamiento sin sentido», afirmó.

Si lo hacen, «toda nueva negociación será absolutamente imposible», agregó entre los gritos de manifestantes pro y antibrexit situados a pocos metros de allí.

El carismático y controvertido Johnson llegó al poder a finales de julio tras la dimisión de Theresa May, asegurando que sacaría al país de la Unión Europea el 31 de octubre con o sin acuerdo.

Y, la semana pasada anunció que suspenderá el parlamento entre la segunda semana de septiembre y el 14 de octubre.

Cierra aeropuerto de Fort Lauderdale por amenaza de Dorian

La Cámara de los Comunes regresa de sus vacaciones el martes y varios diputados conservadores se declararon dispuestos a votar con la oposición para aprobar una ley urgente que obligue al ejecutivo a pedir un nuevo aplazamiento si no hay acuerdo a finales de octubre.

Johnson amenazó a los rebeldes con expulsarlos del grupo parlamentario y no permitirles presentarse a los próximos comicios, despertando inmediatamente especulaciones sobre una convocatoria inminente de legislativas anticipadas.

«Yo no quiero una elección y ustedes no quieren una elección», dijo sin embargo enfáticamente el primer ministro frente a la célebre puerta negra el número 10 de Downing Street.

Según un sondeo realizado por YouGov tras la decisión de suspender el parlamento, un 62% de los votantes califica a Johnson de «determinado», 23 puntos más que el mes anterior. En cuanto a la intención de voto, los conservadores obtienen un 33% contra 22% para los laboristas, 21% para los liberal-demócratas y 12% para el Partido del Brexit.

– «Alianza rebelde» –

Preparándose para la batalla parlamentaria, el líder del opositor Partido Laborista, Jeremy Corbyn, reunió el lunes a sus colaboradores en Salford, en el noroeste de Inglaterra.

«Nos uniremos a otros partidos mañana para intentar impedir una salida sin acuerdo de la Unión Europea», afirmó.

Los laboristas contemplan presentar una moción de censura contra el gobierno de Johnson, pero esta idea parece chocar con la desconfianza de otras formaciones a un gobierno interino encabezado por Corbyn.

Lo más probable es que la ya apodada «alianza rebelde» recurra a un procedimiento técnico para arrebatar al gobierno el control de la agenda parlamentaria e intentar votar durante la semana una ley que obligue a pedir un nuevo aplazamiento del Brexit, inicialmente previsto para marzo de 2019 y prorrogado ya dos veces.

Además de en el Parlamento, la batalla se librará en los tribunales: el martes una corte de Edimburgo y otra de Belfast estudiarán sendas demandas contra la suspensión parlamentaria y el jueves otra similar, con el apoyo del ex primer ministro conservador John Major, será examinada en Londres.

Mientras tanto, el gobierno lanzó este fin de semana una campaña mediática de información en la que incita a empresas y particulares a «prepararse para el Brexit».

Y aceleró los contactos con Bruselas en busca de una renegociación del acuerdo firmado por May, que la UE no es proclive a modificar.

«Son conversaciones en curso que dependerán de cuándo recibimos propuestas concretas» de Londres, explicó el lunes la portavoz de la Comisión Europea, Mina Andreeva, después de que el negociador jefe Michel Barnier afirmase la víspera: «no soy optimista sobre la posibilidad de evitar un Brexit sin acuerdo».

Fuente: afp.com