Londres «muy preocupado» por empleado de consulado en Hong Kong detenido en China

«Estamos muy preocupados por las informaciones de que un miembro de nuestro equipo fue detenido cuando regresaba a Hong Kong desde Shenzhen (ciudad fronteriza)», declaró un portavoz de la Oficina de Asuntos Exteriores y de la Commonwealth de Gran Bretaña, en un comunicado emitido por la embajada británica en Pekín.

«Estamos dando apoyo a su familia y buscando más información de las autoridades en la provincia de Guangdong y en Hong Kong», agrega el comunicado.

Según informaciones del diario local HK01, que cita una entrevista con su novia y su familia, el empleado del consulado había viajado a Shenzhen, en la provincia de Guangdong, a una hora de Hong Kong, para una reunión de negocios de un día, el 8 de agosto, pero no pudo regresar.

El incidente ocurre en momentos en que la antigua colonia británica vive su peor crisis política en décadas. Multitudinarias manifestaciones prodemocracia tienen lugar en Hong Kong desde hace diez semanas, que a menudo terminan con enfrentamientos violentos entre la policía y manifestantes radicales.

Brasil: un hombre mantiene rehenes y amenaza con incendiar un autobús en el puente Rio-Niteroi

En las últimas semanas, China ha subido el tono frente a las protestas, que ve como un desafío directo a su gobierno y ha calificado las acciones más violentas de los manifestantes de «casi terroristas»

Gran Bretaña, Estados Unidos y otros países occidentales han instado a China a respetar el principio de «un país, dos sistemas», en virtud del cual Hong Kong regresó a China en 1997. China, por su parte, los ha acusado de entrometerse en sus asuntos.

Consultado, el consulado británico en Hong Kong remitió a la agencia británica de noticias Reuters a la declaración del Foreign Office. Por su parte, el ministerio de Relaciones Exteriores de China y la Policía de Hong Kong no respondieron inmediatamente a las solicitudes de comentarios hechas por la agencia de prensa.

El movimiento de protesta en Hong Kong fue provocado por la oposición generalizada a un plan que permitía extradiciones a China. No obstante, las manifestaciones devinieron en un movimiento más amplio por los derechos y libertades democráticas, y contra la influencia de Pekín en el territorio.

Hong Kong fue retrocedido a China en 1997, pero este territorio de siete millones de habitantes conserva un estatus especial de cierta autonomía y con libertades inexistentes en el gigante asiático.

Fuente: dw.com