La policía mata al presunto autor de tiroteo en California

Según Scott Smithee, jefe de la policía de Gilroy, donde se celebraba el Festival del Ajo (Gilroy Garlic Festival), en medio del cual se produjo el tiroteo, los agentes lograron reducir al principal sospechoso.

«Policías estaban en la zona y se enfrentaron en menos de un minuto al sospechoso al que dispararon y mataron», dijo Smithee, en rueda de prensa.

Sin embargo, varios testigos han indicado a la Policía que una segunda persona podría haberse visto implicada en el suceso, una hipótesis que las autoridades mantienen abierta.

Por el momento, apenas se tiene información de esta segunda persona y el jefe de Policía no pudo confirmar si efectivamente existió y, de ser así, cuál fue exactamente su papel, si estaba o no armada, ni cuál sería su paradero actual.

Canciller colombiano acusa a Maduro de proteger delincuentes

Tres muertos, además del presunto atacante

El tiroteo dejó cuatro muertos, incluido el presunto autor de los tiros, añadió Smithee. Otras quince personas resultaron heridas en el ataque, informó la Policía.

El ataque se produjo a las 17.41 hora local (00.41 GMT de este lunes 29 de julio de 2019), cuando una persona abrió fuego con un rifle contra varios de los asistentes al festival de comida al aire libre, que se celebra por estos días en esta localidad, dijo el jefe de Policía. 

Smithee también indicó que el principal sospechoso logró acceder al recinto de la feria a través de un arroyo y cortando una valla protectora, para evadir el detector de metales instalado a la entrada.

Según los datos de los que dispone por el momento, el autor disparó de forma indiscriminada, confirmó. La feria contaba con estrictas medidas de seguridad, que incluían, además, el registro de las pertenencias de los visitantes, explicó el jefe de Policía. Una nueva rueda de prensa, con más detalles sobre el caso, quedó fijada para la mañana de este lunes, hora del Pacífico de EE. UU.

«Simple y llanamente horrible»

El gobernador de California, Gavin Newsom, dijo que el incidente era «simple y llanamente horrible». «Esta noche California respalda a la comunidad de Gilroy. Mi oficina está siguiendo la situación de cerca», tuiteó. 

El periódico Mercury News indicó que los hechos ocurrieron cuando la feria estaba terminando. Un trabajador de la feria, Shawn Viaggi, se echó al suelo tras escuchar ruidos de disparos. «Dije: ‘esto es una pistola real, tenemos que salir de aquí’ y nos escondimos bajo el escenario», contó al diario. 

Evenny Reyes, de 13 años, dijo al Mercury News: «Estábamos yéndonos y vimos a un tipo con una bandana liada alrededor de la pierna porque había recibido un disparo. Y había gente en el suelo, llorando». «Había un niño pequeño herido en el suelo. La gente tiraba mesas y cortaba vallas para salir», relató Reyes. 

«Los corazones del Departamento de Policía de Gilroy y toda la comunidad están con las víctimas del tiroteo de hoy en la feria Garlic», expresó la policía en su cuenta de Twitter. 

Otro tiroteo en EE. UU., esta vez, en la «capital del ajo»

Gilroy es una localidad mayoritariamente rural de unos 50.000 habitantes, situada a unos 130 kilómetros al sur de San Francisco y a unos 50 km al sureste de San José, al norte de California, en el oeste de Estados Unidos.

Autoproclamada «la capital mundial del ajo», Gilroy es la principal productora de esta planta en EE. UU. y celebra cada verano un festival dedicado al ajo, en el cual los asistentes pueden disfrutar de todo tipo de platos elaborados con este condimento.

El presidente de EE. UU., Donald Trump, lanzó desde su cuenta de Twitter un mensaje de alerta sobre el tiroteo, en el que pidió a los asistentes que sean «prudentes y se pongan a salvo».

«Estoy agradecida a los servicios de emergencia que están en el lugar de los hechos en Gilroy y pienso en los heridos por esa violencia sin sentido», tuiteó la senadora Kamala Harris, una de las candidatas de las primarias demócratas previas a las elecciones presidenciales de 2020. 

Los tiroteos son frecuentes en Estados Unidos; pero, pese a ello, el país apenas ha llevado a cabo esfuerzos para abordar los problemas relacionados con la violencia con armas de fuego, con leyes a nivel federal. 

Fuente: dw.com