Ataque terrorista en Kabul deja al menos 9 muertos y 33 heridos

Aunque las fuerzas de seguridad de Afganistán aún no dan a conocer el nombre del terrorista que se hizo estallar en la Universidad de Kabul, se ha determinado que el sujeto viajaba en un vehículo cargado de explosivos y huía de la Policía, que ya lo había identificado. En su ataque dejó al menos 9 muertos y 33 heridos.

«La información inicial muestra que el objetivo del ataque no era la universidad. El vehículo estaba siendo perseguido por la Policía y el atacante se vio obligado a detonarlo en la carretera», afirmó el portavoz de la Policía capitalina, Firdaws Faramarz. Según el portavoz, ahora «está claro que se trataba de un atacante suicida» y si no hubiera sido por la presión de las fuerzas de seguridad, que evitaron que el insurgente llegara al objetivo de su ataque, éste «podría haber sido más mortífero. Estamos aún investigando quién puede estar detrás del ataque y cuál era el objetivo», detalló Faramarz.

El Ministerio de Interior afgano, que había informado en un principio que la explosión pudo deberse a la detonación de una bomba acoplada al vehículo, detalló en otro comunicado que entre las víctimas hay un policía de tráfico y que el resto son civiles.
El último ataque de relevancia en Kabul se produjo el pasado 1 de julio, cuando al menos 11 personas murieron y 65 resultaron heridas, entre ellas 9 niños, en una operación talibán con bomba y un posterior tiroteo a un edificio del Ministerio de Defensa.

La lucha entre el Gobierno afgano y los talibanes lleva al menos dos décadas de enfrentamientos y aunque existen mesas de diálogo para alcanzar la paz, los talibanes se han negado a negociar. Actualmente el gobierno tiene el control de un 54 por ciento del territorio, mientras que el resto está en manos talibanas. Un escenario que mantiene la violencia en ese país.

Fuente: dw.com