Chavismo pide que se investigue la muerte en prisión de militar venezolano

Caracas.- El oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) respaldó que «se investigue profunda y exhaustivamente» las circunstancias que provocaron la muerte del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, quien se encontraba bajo custodia del Gobierno de Nicolás Maduro cuando falleció.

En rueda de prensa, el segundo al mando del chavismo, Diosdado Cabello, dijo que el PSUV «acompaña al presidente Nicolás Maduro» en su solicitud al Ministerio Público (Fiscalía) para «que se investigue profunda y exhaustivamente» lo ocurrido con la muerte de Acosta Arévalo, acusado de formar parte de un plan golpista.

Cabello confirmó que «todos los funcionarios» involucrados en el fallecimiento de Acosta Arévalo «están a la orden de los tribunales y del Ministerio Público» y que se espera que «pueda aclararse y dejar de manera definitivamente resuelto qué fue lo que ocurrió».

Hasta ahora la Fiscalía y el Supremo solo hablan de dos detenidos por este hecho, ambos pertenecientes a la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y acusados de «homicidio preterintencional».

De acuerdo con informaciones de la prensa venezolana, Acosta Arévalo fue detenido el pasado 21 de junio por funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), sin que se precisaran entonces los motivos de su aprehensión.

El Gobierno de Maduro dijo luego que el capitán de corbeta era investigado por presuntamente formar parte de un plan de golpe de Estado que incluía el asesinato de los principales líderes del chavismo, en el poder desde 1999.

De acuerdo con su defensa y voceros de la oposición, el militar fue torturado hasta que murió este sábado 29 de junio, lo que generó condenas dentro y fuera de Venezuela.

Cabello insistió en que «es muy claro que la revolución bolivariana ha sido enemigo de este tipo de acciones» y que un ejemplo de ello es que «hay más de 100 funcionarios del Estado» imputados por haber cometido abusos en «el cumplimiento de sus funciones o cuando intentaban cumplir sus funciones».

Insistió en que el gobierno chavista «es el principal interesado» de que se aclare lo ocurrido en casos similares y dijo que no quedarán impunes ninguna de estas «actuaciones irregulares».

Este lunes, durante la rueda de prensa, Cabello se refirió a Acosta Arévalo, militar en reserva activa, como la «persona que estaba detenida, desde hace pocos días por participar en hechos contra el Estado venezolano».

En su programa televisivo semanal, que se emite en la estación estatal, el pasado 26 de junio Cabello presentó varias grabaciones de los supuestos conspiradores y reveló que algunos estaban en poder de las autoridades.

En ese programa, Cabello apuntó que «aquí está alias Gonzalo, Rafael Acosta Arévalo, que es el capitán de corbeta» y sobre los detenidos afirmó que «todos están a buen resguardo de las autoridades, declarando, sumando lo que tengamos que sumar».

Fuente: EFE