Bachelet pide liberar a los presos políticos en Venezuela

La alta comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, finalizó la noche de este viernes su visita de tres días a Venezuela, señalando que la situación humanitaria del país es «grave” y haciendo un llamado a las autoridades para que liberen a los opositores que se encuentran en prisión. El presidente Nicolás Maduro dijo que se tomaría muy en serio las recomendaciones entregadas por la autoridad de la ONU.

«Se va a quedar una presencia de mi oficina en el país por primera vez. Hemos alcanzado un acuerdo con el gobierno para que un pequeño equipo de dos oficiales de derechos humanos permanezca aquí con el mandato de proveer asistencia y asesoría técnica, pero también muy importante, continuar monitoreando toda la situación de derechos humanos en Venezuela”, dijo Bachelet a la prensa.

«Celebro la liberación del parlamentario Gilber Caro, aunque hago un llamado a las autoridades a liberar a todos quienes estén detenidos por ejercer sus derechos políticos de forma pacífica”, dijo la expresidenta de Chile. «Fue profundamente doloroso escuchar el anhelo de las víctimas y los familiares para obtener justicia”, agregó Bachelet, que obtuvo el «compromiso expreso del gobierno de llevar a cabo una evaluación de la Comisión Nacional de Prevención de la Tortura”.

Critica sanciones

Tras reunirse con el presidente Maduro, Bachelet sostuvo que el gobierno se comprometió también a «trabajar para permitir un acceso más amplio a los distintos mecanismos de derechos humanos”, además de aceptar «que mi equipo tenga acceso a los centros de detención para poder monitorearlos”. Asimismo, aseguró que le «duele” la situación en Venezuela y que le preocupan las sanciones extranjeras, porque han «exacerbado” la «preexistente crisis económica”.

«Mantener posiciones arraigadas solo agravará la crisis y los venezolanos no pueden permitirse que se deteriore aún más la situación en el país”, afirmó. Por su parte Maduro, que estuvo reunido con Bachelet casi dos horas, dijo  que fue «una buena visita, pienso yo, y ojalá que el espíritu de esta visita prime para unas nuevas relaciones entre la oficina de la alta comisionada de los derechos humanos en Ginebra y nuestro país, ojalá, así imploro”.

El mandatario agregó que «le he dicho (a Bachelet) que puede contar conmigo, como presidente, para tomar con toda la seriedad sus sugerencias, sus recomendaciones y sus propuestas”. La alta comisionada se reunió en la tarde también con el opositor Juan Guaidó.

Fuente: dw.com