Nuevas manifestaciones convocadas en Hong Kong contra la ley sobre extradiciones a China

Nuevas manifestaciones fueron convocadas para el miércoles en Hong Kong, en protesta contra un polémico proyecto de ley que permitirá las extradiciones a China, después de que el gobierno de Hong Kong, favorable a Pekín, rechazara este lunes retirar el texto.

Un día después de una gigantesca manifestación en la excolonia británica contra ese proyecto de ley, la oposición volvió este lunes a llamar a la movilización.

«El 12 de junio, esperamos que el Frente civil de Derechos humanos inicie la manifestación a las 10h00 locales(02h00 GMT)», afirmó este lunes a la prensa Jimmy Sham, uno de los organizadores de la protesta.

Sham efectuó este anuncio después de que el gobierno de Hong Kong rehusara retirar ese polémico proyecto de ley.

«Es una ley muy importante que permitirá que triunfe la justicia y asegurará que Hong Kong cumpla con sus obligaciones internacionales en materia de criminalidad transfronteriza y transnacional», declaró a los periodistas la jefa del Ejecutivo hongkonés, Carrie Lam.

Muy combativa ante la prensa, Carrie Lam, reafirmó que el Consejo Legislativo (LegCo), el «parlamento» local, estudiará el miércoles –como estaba previsto– este texto de ley.

Por su lado, el gobierno chino afirmó este lunes que «continuará apoyando firmemente» el proyecto de ley presentado por las autoridades de Hong Kong.

«Nos oponemos firmemente a cualquier fuerza exterior que intervenga en los asuntos legislativos» de Hong Kong, afirmó Geng Shuang, un portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores.

El portavoz chino aludía a reuniones de la oposición de Hong Kong con el secretario de Estado norteamericano Mike Pompeo y con la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi.

La propia prensa oficial china imputó la responsabilidad de las enormes manifestaciones organizadas este fin de semana en Hong Kong a injerencias extranjeras, y acusó a los opositores políticos de la excolonia de «connivencia con Occidente».

– Masiva manifestación –

El domingo, más de un millón de personas tomaron las calles de la isla principal de ese centro financiero, según los organizadores, mientras que la policía apuntó que la marcha tuvo un seguimiento de 240.000 personas como máximo.

Fue la mayor manifestación ocurrida desde 1989 cuando se congregaron 1,5 millones de personas en apoyo a los manifestantes de la plaza Tiananmen. En aquel entonces, Hong Kong todavía estaba bajo el gobierno colonial británico.

Las imágenes aéreas mostrando las estrechas calles hongkonesas repletas de gente dieron la vuelta al mundo. Pero en China continental, el principal noticiero no mencionó el acontecimiento, mientras que las búsquedas en la red social Weibo estaban censuradas.

Según los detractores del texto, este proyecto de las autoridades de Hong Kong pro-Pekín dejará a la población a merced de un sistema judicial chino opaco y politizado.

En cambio, según el ejecutivo de Hong Kong, la ley permitirá colmar un vacío jurídico.

Lam negó estar ignorando a los manifestantes y afirmó que su administración ya llevó a cabo importantes concesiones para garantizar que se respetarán las libertades únicas de que goza Hong Kong y que la ley estará conforme a los estándares internacionales de derechos humanos.

«Mi equipo y yo no hemos ignorado las opiniones expresadas sobre esta importante pieza de la legislación. Hemos escuchado muy atentamente», insistió la jefa del ejecutivo hongkonés.

– Un país, dos sistemas –

Según los términos del acuerdo sino-británico sobre la devolución de Hong Kong a China, la ciudad goza de más libertades que el resto del Estado asiático en virtud del principio «Un país, dos sistemas», en teoría hasta 2047.

La desconfianza hacia China ha ido en aumento desde que desaparecieron una serie de personalidades críticas con el poder chino, entre ellas un grupo de editores disidentes y un multimillonario, que reaparecieron luego detenidos en el continente

Fuente: afp.com