Más de un cuarto de electores lituanos han votado ya en las presidenciales

Más de una cuarta parte de los cerca de 2,5 millones de lituanos con derecho a voto han emitido ya su sufragio en los comicios presidenciales que se celebran hoy en esta república báltica, en la que además están llamados a pronunciarse en dos referendos.

La Junta Electoral Central comunicó que a las 14.00 horas locales (11.00 GMT) ya habían depositado su voto el 26,37 % de los electores, que además de al nuevo presidente eligen si ampliar la ciudadanía dual a lituanos emigrados desde 1990 y una reducción de los escaños del Parlamento. 

Varios de los nueve candidatos a sustituir a la presidenta saliente, Dalia Grybauskaite, hicieron declaraciones al votar, como la líder en los sondeos, la exministra de Finanzas conservadora Ingrida Simonyte.

La candidata dijo a medios locales que el próximo presidente lituano deberá tener «la habilidad de hablar a gente diferente, buscar el consenso y representar debidamente a Lituania en el entorno internacional».

Lituania tiene un régimen semipresidencialista en el que el cargo de presidente y jefe del Estado cuentan con amplias atribuciones en el diseño de la política exterior del país.

El primer ministro saliente, Saulius Skvernelis, de centro izquierda, tercero mejor situado en los sondeos, declaró que no tiene duda de que pasará a la segunda ronda.

En estos comicios, si ninguno de los candidatos obtiene más del 50 % de los votos se celebrará una segunda vuelta.

Skvernelis añadió a medios locales que, de ser elegido presidente, se pondrá en contacto «con socios estratégicos para hablar de cooperación mutua y de refuerzo de las relaciones bilaterales» en cuanto a las relaciones exteriores.

El segundo favorito en los sondeos es Gitanas Nauseda, mientras que Arvydas Juozaitis, economista y filósofo, comparó los comicios con las Olimpíadas de Montreal de 1976, en las que consiguió una medalla de bronce como nadador.

Según su currículum, Juozaitis habla letón, lo que podría ser una ventaja para las relaciones con el país vecino, perjudicadas desde que Skvernelis dijo que los letones no son «hermanos» sino competidores de Lituania, aunque luego se desdijo de esa expresión.

Las dos repúblicas bálticas se refieren a menudo entre ellas como «naciones hermanas», debido a la raíz común de sus respectivos idiomas.

Los medios locales destacan que todos los candidatos han aludido durante la campaña electoral a la pobreza y desigualdad en el país, que ingresó en la Unión Europea (UE) junto con Letonia y Estonia en 2004.

Está previsto que los colegios electorales cierren a las 20.00 horas locales (17.00 GMT). EFE