Mujer detenida por muerte de funcionario en Argentina niega relación sentimental con el fallecido y exculpa a su padre

Estefanía Fernández Cano, hija del dueño del auto de donde salieron los disparos que mataron al funcionario Miguel Yadón y que dejaron herido al diputado Héctor Olivares, niega su responsabilidad en el hecho que remece a Argentina.

La joven está detenida y llegó a la audiencia imputada como instigadora del brutal ataque. Niega conocer a las autoridades y asegura que los tiros fueron hechos sin una premeditación por Juan José Navarro Cádiz, primo de su padre, y detenido ayer en Paysandú.

El diario La Nación de Argentina entrega más detalles. «La joven sostuvo en su declaración indagatoria que Navarro Cádiz estaba en el auto de su padre, Juan Jesús Fernández, conocido como Mohamed, y de la nada disparó cuando pasaban las víctimas. Agregó que por eso su padre se bajó enojado del vehículo y parece decirle algo al diputado Olivares», sostuvo una fuente con acceso al expediente.

La joven, que fue indagada por los funcionarios judiciales a cargo de la investigación, el juez Mariano Iturralde, del Juzgado Criminal y Correccional Nro. 16, y la fiscal Estela Andrades, de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Nº 40, intentó tirar abajo la sospecha de los investigadores policiales de que se trató de un ataque planificado.

Hasta el momento, la hipótesis de investigación de los agentes de la Policía Federal y de la Policía de la Ciudad es que el brutal ataque fue como consecuencia de «una venganza por cuestiones sentimentales». Por eso la muchacha fue indagada como instigadora.

La hipótesis de la «cuestión personal» fue ratificada por la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich , durante una conferencia de prensa. Ahora, la imputada, quien no tiene la obligación de decir la verdad, puso en escena otro móvil.

Los detectives policiales, por el testimonio de una persona que conoce al «clan familiar», tenían el dato de que Estefanía Fernández Cano tenía una relación sentimental con Yadón y que hubo un problema que la familia «quiso resolver».

«Aún no podemos descartar el móvil de la venganza sentimental. Pero la imputada dio otra versión que ahora debemos cotejar con otras medidas de prueba. En un primer análisis, del teléfono celular de la imputada no se encontraron comunicaciones y contactos con Yadón u Olivares», sostuvo una fuente de la causa.

Esta madrugada, el juez Iturralde y la fiscal Andrades indagaron al padre de la joven, Juan Jesús Fernández, detenido en Concepción del Uruguay, Entre Ríos, junto con su tío y padre del presunto tirador, Miguel Navarro Fernández.

Además, en su relato, la joven contó detalles de cómo se enteró de los hechos ocurridos a 400 metros del Congreso Nacional . «Relató que su hermano la llamó y le dijo que su padre la necesitaba. A las 7.50, una hora después del ataque, fue hasta el departamento de su padre, situado en la avenida Belgrano 1735. Ahí, Mohamed le contó que había salido de paseo con su primo, Navarro Cádiz. Relató que fueron a tomar alcohol y que después se estacionaron sobre la Avenida de Mayo, a 400 metros del Congreso Nacional, y que de la nada el muchacho disparó. Su padre se enojó y lo hizo bajar del vehículo. Afirmó que Navarro Cádiz, según lo que le dijo su padre, tiró por tirar».

Después, siempre según la declaración indagatoria de la joven, llevó a su padre al departamento que ella y su familia tienen en Sáenz Peña al 100. Después, Juan Jesús Fernández se habría ido con su tío Navarro Fernández.

La Policía de la Ciudad halló en el departamento de la joven la polera que Mohamed Fernández tenía puesta en el momento del ataque y, según afirmaron fuentes policiales, tenía rastros de pólvora.

Fuente: Emol.com