El ELN ataca otro batallón del Ejército colombiano en frontera con Venezuela

BOGOTÁ.- La guerrilla del ELN atacó con explosivos un batallón del Ejército colombiano en El Tarra, localidad del departamento de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela, causando heridas a un soldado, una semana después de atentar contra otra guarnición militar en Arauca, informaron este jueves fuentes castrenses.

El Ejército detalló en un comunicado que el ataque con «artefactos explosivos improvisados y ráfagas de fusil» ocurrió anoche en la vereda (aldea) de Bella Vista contra el Batallón Especial Energético y Vial Número 21.

«En esta acción terrorista uno de nuestros soldados que se encontraba prestando seguridad resultó herido», agregó la información.

De inmediato los militares activaron «los protocolos de seguridad para repeler este ataque» y trasladaron al herido a un centro médico de Cúcuta, capital departamental.

Una vivienda fue afectada por los explosivos de los guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y, según versiones de lugareños, una menor también quedó herida, lo que es investigado por las autoridades.

Los hechos fueron «rechazados enérgicamente» por el Ejército, ya que viola el Derecho Internacional Humanitario por el uso de «métodos de guerra de uso ilícito no convencionales» que ponen en riesgo a los miembros de la institución y a la comunidad.

«A la zona fueron desplegadas más tropas, con el objetivo de ubicar a los terroristas que cometieron el cobarde ataque y apoyar las operaciones militares que permitan retomar la tranquilidad de la comunidad», acotó el Ejército.

El pasado 27 de abril el ELN atacó con «cilindros bomba» un batallón de esa misma institución en el municipio de Saravena, en el departamento de Arauca, también fronterizo con Venezuela.

En ese ataque resultaron heridas tres personas y varias casas fiscales del Grupo de Caballería Mecanizado No.18 General Gabriel Revéiz Pizarro.

Saravena, junto con Fortul, Tame y Arauquita, forman un cuadrado en el que se mueve el Frente de Guerra Oriental del ELN, uno de los más sanguinarios de esta guerrilla que se ha ensañado con sus ataques contra los oleoductos que salen o pasan por esta región, como el Caño Limón-Coveñas.

El año pasado la infraestructura petrolera colombiana sufrió 107 atentados, de los que 89 afectaron al Caño Limón-Coveñas, uno de los mayores del país, y 18 al Transandino, en el sur, todos atribuidos por las autoridades al ELN.

Fuente: diariolasamericas.com