Las cajas negras del avión accidentado en Etiopía serán analizadas en Europa

Etiopía enviará a Europa las cajas negras del avión Boeing 737 MAX 8 estrellado el domingo cerca de Adís Abeba, causando 157 muertos, para ser analizadas, cuando se ampliaba la lista de países y compañías aéreas que prohíben vuelos de este nuevo modelo de la empresa estadounidense.

“Vamos a enviarlas a Europa, pero todavía no se ha designado el país”, declaró a la AFP Asrat Begashaw, un portavoz de Ethiopian Airlines. Esta aerolínea asegura que Etiopía carece de medios técnicos para descifrar el contenido de las cajas negras.

El accidente aéreo en el que murieron personas de 35 nationalidades, es el segundo en menos de seis meses del Boeing 737 MAX 8. El anterior, también poco después del despegue, involucró a un 737 MAX 8 de la compañía indonesia Lion Air, causando 189 muertos.

En Etiopía, allegados de las víctimas de ese vuelo que iba de Addis Abeba a Nairobi, fueron llevados al lugar del accidente, en un sitio situado 60 kilómetros al sudeste de la capital etíope. El aparato fue destruido por el impacto, dejando un impresionante cráter en la tierra.

Las cajas negras encontradas el lunes, serán enviadas “a Europa”, a un país que aun no ha sido escogido, indicó a la AFP Asrat Begashaw, portavoz de Ethiopian Airlines.

En una entrevista a la cadena estadounidense CNN el martes por la noche, el presidente de Ethiopian Airlines, Tewolde GebreMariam, admitió que la similitudes entre las catástrofes aéreas del domingo y octubre son “significativas”, al mismo tiempo que aseguró que los pilotos que estaban al mando del aparato de Ethiopian Airlines recibieron una nueva formación específica para el 737 MAX 8 tras el accidente del avión de Lion Air.

El accidente de Lion Air centró la atención en las sondas de ángulo de ataque (AOA) conectadas al sistema de estabilización automático del avión (MCAS). Un falla de las sondas puede colocar al avión en descenso en vez de estabilizarlo o hacerlo subir, debido a una apreciación errónea.

Como en el caso de Lion Air, la caída del Boeing de Ethiopian Airlines ocurrió poco después del despegue y los aparatos experimentaron subidas y bajadas irregulares justo después de despegar.

– Prohibiciones en cascada –

El cielo mundial se ha cerrado progresivamente para los aviones 737 MAX. Sin embargo Estados Unidos mantiene por ahora su confianza en la empresa local Boeing.

La Administración Federal de la Aviación (FAA) anunció el martes que no hay motivos para impedir operar en el país a los Boeing 737 MAX 8.

Tras las prohibiciones sucesivas de Francia, Reino Unido, Alemania, Irlanda, Austria y Holanda, la Agencia Europea de Seguridad aérea (EASA) decidió suspender todos los vuelos de los aparatos MAX 8 y MAX 9.

Estas decisiones, que se suman a las de muchas compañías aéreas de no operar con este modelo hasta nueva orden, muestran una desconfianza inédita en la historia de la aviación civil, pero no siembran sin embargo el caos en el tráfico aéreo mundial.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habló el martes con el presidente de Boeing, Dennis Muilenburg, sobre la crisis que atraviesa la compañía, dijo a la AFP una fuente de la industria.

Más temprano, Trump había expresado en su cuenta de la red Twitter que lamentaba la complejidad de los aviones modernos.

“No hay necesidad de pilotos, sino de científicos informáticos del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT)”, bromeó.

Además de Europa, cerraron su espacio aéreo a los 737 MAX Omán, Malasia, Corea del Sur, Singapur, Indonesia, Mongolia, India, Australia, China y Nueva Zelanda.

Por su parte, las compañías Aerolíneas Argentinas, Gol (Brasil) y Aeroméxico, inmovilizaron sus aviones B737 MAX, al igual que Icelandair, Norwegian Air Shuttle, Ethiopian Airlines, Cayman Airways y la sudafricana Comair.

Canadá siguió la misma linea de Estados Unidos y permitirá operar a los MAX 8.

– Norwegian Air Shuttle pasará factura al constructor –

La compañía de bajo coste Norwegian Air Shuttle, que ha debido inmovilizar sus 18 aparatos Boeing 737 MAX 8, exigirá indemnizaciones financieras al constructor estadounidense, declaró el miércoles un portavoz.

Norwegian, tercera compañía de bajo coste en Europa, que se halla en una difícil situación económica, anuló 19 trayectos este miércoles tras decidir la víspera suspender los vuelos de sus Boeing 737 MAX 8.

El 737 MAX 8, puesto en servicio hace menos de dos años, es la versión modernizada del 737, y es la locomotora de las ventas de Boeing, orgullo de la industria estadounidense.

Los 737 MAX 8, que entraron en servicio en mayo de 2017, están entre los más vendidos de Boeing y más de 370 de ellos estaban en circulación.

Cifra que hay que contrastar con los 19.000 aviones de al menos 100 pasajeros, que según un estudio publicado por Airbus, están en servicio en el mundo.

Fuente: afp.com