El comunicado de Chávez a la III cumbre presidencial ASA

Cada 22 de febrero se conmemora el último comunicado público internacional del líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, la carta fue leída por el entonces canciller venezolano, Elías Jaua, en la III Cumbre Presidencial América del Sur-África.

La cumbre América del Sur-África (ASA) se efectuó desde el 20 al 23 de febrero del año 2013 en Malabo, capital de Guinea Ecuatorial.

En el texto Hugo Chávez tocó temas como la integración de América del Sur y África, la injerencia de las potencias occidentales y su participación en los conflictos globales, así como su preocupación por soberanía de los pueblos del mundo.

Al comienzo de la carta, Chávez hizo un recorrido por la historia que une a África y latinoamérica “los imperios del pasado, culpables del secuestro y asesinato de millones de hijas e hijos de la África madre, con el fin de alimentar un sistema de explotación esclavista en sus colonias, sembraron en Nuestra América sangre africana guerrera y combativa, que ardía por el fuego que produce el deseo de libertad.”

“No me cansaré de reiterarlo: somos un mismo pueblo. Estamos en la obligación de encontrarnos, más allá de la formalidad y el discurso, en un mismo sentir por nuestra unidad, y así juntos darle vida a la ecuación que habrá de aplicarse en la construcción de las condiciones que nos permitan terminar de sacar a nuestros pueblos del laberinto al que fueran arrojados por el colonialismo, y luego el capitalismo neoliberal del siglo XX”

El líder de la Revolución Bolivariana también se expresó sobre el intervencionismo estadounidense y sus aliados occidentales, Chávez puso como ejemplo lo ocurrido en Libia y el papel de la Organización del Atlántico Norte (OTAN).

Chávez advirtió sobre la estrategia neocolonial y como las potencias del mundo buscan dividir a las naciones más pobres. El comandante expuso la voluntad de Venezuela de hacer frente a esta política injerencista. 

“La estrategia neocolonial ha sido, desde inicios del siglo XIX, dividir a las naciones más vulnerables del mundo, para así someterlas a una esclavizadora relación de dependencia. Es por esto que Venezuela se opuso radicalmente y desde un inicio a la intervención militar extranjera en Libia. Es el mismo motivo por el que Venezuela reitera hoy su más absoluto rechazo a toda actividad injerencista de la OTAN”.

Chávez habló de las  diversas invasiones y los bombardeos que descartan toda opción a soluciones  pacíficas de los conflictos internos, «tuvieron entre sus objetivos frenar el proceso de consolidación de la unidad de los pueblos africanos y minar el avance de la unión de estos con los países latinoamericanos y caribeños» señaló.

«Ante la amenaza extrarregional de impedir el avance y profundización de nuestra Cooperación Sur-Sur, lo digo con Bolívar en su carta de Jamaica de 1815: ‘unión, unión, unión, debe ser nuestra máxima consigna» escribió Chávez.

El expresidente de Venezuela llamó a no perder el sacrificio independentista de los antepasados y unificar las capacidades de los continentes, donde se encuentran lo recursos naturales, políticos e históricos que se requieren para salvar al planeta del caos al que ha sido conducido, “en un auténtico polo de poder”.

«Nuestra cooperación Sur-Sur debe ser un auténtico y permanente vínculo de trabajo conjunto que debe volcar todas sus estrategias y planes de desarrollo sostenible hacia el sur, hacia nuestros pueblos”, afirmó.

Fuente: telesurtv.net