El régimen de Nicolás Maduro traslada a un banco ruso la cuenta de las ventas de petróleo

La estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) instruyó a los presidentes de las empresas mixtas que en adelante recibirán el dinero por las exportaciones de crudo en una nueva cuenta bancaria en la institución rusa Gazprombank para así evadir las sancionesimpuestas por Estados Unidos.

Según un documento al que tuvo acceso la agencia Reuters, y dos fuentes conocedoras del asunto, las compañías donde PDVSA opera en la Faja del Orinoco, en sociedad con petroleras como la estadounidense Chevron, la francesa Total y la noruega Equinor, deben notificar a sus clientes que abonarán en dólares o euros a esa cuenta bancaria en Moscú.

La orden fue consignada en una carta firmada por el vicepresidente de Finanzas de PDVSA, Fernando de Quintal, con fecha del 8 de febrero.

En vista que la gran cantidad de naciones que respaldaron al titular del Congreso, Juan Guaidó, como presidente interino, en PDVSA surgió el temor de ver sus fondos congelados en bancos globales y prefieren mover sus cuentas a Rusia, un aliado del gobierno de Maduro, dijeron las fuentes del sector petrolero.

La decisión se tomó en medio de la tensión con algunos de sus socios, que han retirado personal de Caracas desde que se impusieron las sanciones.

Sin los ingresos de PDVSA, el régimen quedaría sin ingresos ni divisas en cuestión de meses
Sin los ingresos de PDVSA, el régimen quedaría sin ingresos ni divisas en cuestión de meses

A raíz de las sanciones financieras que le impuso en enero la administración de Donald Trump a la estatal venezolana, los socios extranjeros deben además formalmente confirmar a PDVSA que continuarán en los proyectos, indicaron las fuentes del sector petrolero.

Operaciones afectadas

Las medidas impuestas por el gobierno estadounidense han dejado decenas de barcos cargados de crudo varados fuera de los puertos venezolanos.

Además, están llevando a PDVSA a detener producción y mejoramiento de crudo en el proyecto Petrocedeño, donde participan Equinor y Total, debido a la falta de diluyentes importados de Estados Unidos, dijeron otras dos fuentes familiarizadas con la decisión.

El oro negro de Venezuela es pesado, por lo que Caracas tiene que refinar parte de éste en Estados Unidos y también importar gasolina desde ese país.

Pero la Casa Blanca la ha emprendido contra la petrolera estatal PDVSA, al prohibirle comerciar con entidades estadounidenses y congelándole siete mil millones de dólares de activos en el exterior. Paralelamente, le brindó a Guaidó el control de las cuentas bancarias de Venezuela en Estados Unidos.

Hasta ahora, el 80% de la liquidez proveniente de la venta del petróleo venezolano era producto de la relación comercial con Estados Unidos. “Si no hay rápidamente un cambio político, tendremos graves problemas de combustible”, afirma Asdrúbal Oliveros, director del gabinete Ecoanalítica.

PDVSA no respondió de inmediato a una solicitud de información.

Fuente: INFOBAE