Pence viajaá el viernes a Florida para reunirse con venezolanos

WASHINGTON.- El vicepresidente de EEUU, Mike Pence, viajará este viernes a Florida para reunirse con la comunidad venezolana en la ciudad de Doral y dar un discurso sobre el apoyo del Gobierno al pueblo de Venezuela «en su lucha por la libertad», informó este miércoles su oficina.

Pence viajará acompañado de su esposa, Karen, y ambos centrarán sus actividades en la iglesia Doral Jesus Worship Center de esa localidad, aledaña a Miami y donde reside una numerosa comunidad de inmigrantes del país latinoamericano.

En ese templo, «el vicepresidente participará en una mesa redonda con exiliados venezolanos y líderes comunitarios, incluidas familias, prisioneros políticos y exfuncionarios electos que se vieron forzados a abandonar su país por la persecución política», dijo a Efe una fuente de la oficina de Pence.

A la cita asistirán Julio Borges y Carlos Vecchio, representantes diplomáticos ante el Grupo de Lima y en el país, respectivamente, designados por el jefe de la Asamblea Nacional y presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, reconocido por Washington.

«El vicepresidente escuchará primero sus historias (de los venezolanos) y sus constantes esfuerzos para restaurar la libertad y la democracia en Venezuela», explicó la fuente.

«Después, el vicepresidente hará declaraciones formales, en las que pedirá apoyo al pueblo venezolano y reiterará el férreo apoyo de Estados Unidos en su lucha por la libertad», añadió.

El senador republicano Marco Rubio y el congresista del mismo partido Mario Diaz-Balart, ambos representantes de Florida y de origen cubano, así como el embajador estadounidense ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Carlos Trujillo, asistirán también al acto en la iglesia de Doral.

También estará allí el gobernador de Florida, el republicano Ron DeSantis, quien recibirá a Pence y a su esposa a su llegada al aeropuerto internacional de Miami.

El Gobierno del presidente Donald Trump fue el primero en reconocer a Guaidó como presidente encargado de Venezuela; y como respuesta, Nicolás Maduro cortó relaciones diplomáticas con Washington.

Guaidó se juramentó presidente encargado de Venezuela el pasado 23 de enero al invocar dos artículos de la Constitución venezolana, y considerar ilegítima la toma de posesión de Maduro el 10 de enero como fruto de unas elecciones celebradas en mayo y cuestionadas por la comunidad internacional por ilegítimas y fraudulentas.

Fuente: diariolasamericas.com