Nicaragua: diario “La Prensa” protesta con portada en blanco

El diario nicaragüense “La Prensa” fue fundado el 12 de marzo de 1926. El viernes 18 de enero de 2019 decidió publicar su portada en blanco, cuando se cumplen 20 semanas desde que la Dirección General de Servicios Aduaneros “mantiene secuestrada materia prima propiedad de esta empresa”, reza el editorial del diario. El texto sostiene que la Aduana no ha dado explicación por “esta actitud, que está en abierto desacato de una resolución del Tribunal Aduanero y Tributario Administrativo” del pasado 21 de diciembre de 2018.

Según La Prensa, la portada en blanco y la pregunta “¿se ha imaginado vivir sin información?” están dirigidas a la ciudadanía nicaragüense, “cuya libertad de expresión y libertad de información enfrentan el asedio de la dictadura” del Gobierno que preside el sandinista Daniel Ortega. “Desde que el régimen endureció su represión por las protestas ciudadanas el 18 de abril del año pasado, las libertades de expresión e información han estado entre sus víctimas”, reza el texto.

Además, el editorial advierte de que los medios independientes, sean radio, televisión, plataformas digitales o impresas, “han sido silenciados uno a uno, limitando el acceso a la ya poca información que tenían los nicaragüenses desde antes del 19 de abril”. Asimismo, alerta de que, “con el secuestro de 92 toneladas de papel, tinta, planchas, goma, revelador y repuestos para  la rotativa, el régimen pone en peligro la circulación de la versión impresa del diario”. “La intención es clara, que en Nicaragua dejen de circular medios impresos independientes”, sostiene.

Malos tiempos para la información

El pasado 21 de diciembre de 2018, el periódico Q’hubo, dirigido a sectores populares, suspendió de forma temporal su versión en papel debido a la “crisis económica” que vive Nicaragua y por falta de acceso a “materia prima importada”. Datos de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro indican que entre abril y diciembre de 2018 se registraron al menos 712 casos de violación a la libertad de prensa, incluyendo agresiones, censura, amenazas y asesinatos.

Según el recién fundado movimiento Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua, al menos 57 periodistas nicaragüenses han salido al exilio desde abril pasado, en su mayoría por razones de seguridad. El periodismo es considerado una de las profesiones más peligrosas de Nicaragua desde el inicio de la crisis, cuando el comunicador Ángel Gahona murió de un disparo certero mientras cubría maniobras de la Policía Nacional.

Fuente: dw.com