Lula dice que Brasil se avergüenza de ofensas de Bolsonaro a multilateralismo

Río de Janeiro.- El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva afirmó en una carta encaminada a dirigentes políticos de los países del foro BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) que los brasileños se avergüenzan del desprecio que el presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, demuestra hacia el multilateralismo.

Lula aseguró en su misiva que el líder ultraderechista, que asumirá su mandato el 1 de enero próximo, ya dejó claro que será un aliado incondicional de Estados Unidos y que intentará desmontar todos los mecanismos de integración con que Brasil intentó acercarse a otros países en desarrollo, incluyendo el propio BRICS.

“En Brasil, como saben, el futuro Gobierno ya mostró ser no sólo un aliado incondicional de Estados Unidos sino también un completo subalterno de (el presidente estadounidense, Donald) Trump”, aseguró el exmandatario en una carta leída este miércoles en una reunión de dirigentes partidarios de los países del BRICS en Pretoria (Sudáfrica) y divulgada por colaboradores de Lula.

De acuerdo con el considerado líder más carismático en la historia de Brasil, por lo que ha anunciado hasta ahora, el objetivo de la política externa de Bolsonaro es desmontar todo lo que el país construyó con diálogo y cooperación para integrarse con los demás países de Latinoamérica, África, los BRICS y a las organizaciones internacionales.

“Es muy negativo para el mundo que, en este momento, un país de las dimensiones de Brasil deje de dar su contribución al multilateralismo y a la paz. Sentimos vergüenza por el tratamiento ofensivo de Bolsonaro a tantas instituciones y países amigos”, agregó Lula en la carta leída por la presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), senadora Gleisi Hoffmann.

El expresidente, encarcelado desde abril pasado para cumplir una condena de 12 años por corrupción, recordó el papel del PT en la construcción de foros como los BRICS, la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR) y las iniciativas para integrar Latinoamérica con África y los países árabes.

Recordó que hace 15 años, cuando el foro BRICS fue creado, el mundo vivía un intenso proceso de diálogo e innovación en las relaciones entre los países.

“A pesar de las guerras y del hambre que afectaba a más de 1.000 millones de personas, incluso en Brasil, veíamos nacer nuevas iniciativas de diálogo en torno a una agenda global que incluía desde el combate al hambre y la prevención del sida hasta asuntos como los cambios climáticos y la regulación de las transacciones financieras”, dijo.

Afirmó que en esa época los países le daban valor a la solidaridad, la cooperación y el respeto a la soberanía de los países, así como aspiraban a un orden internacional pautado por el multilateralismo y centrado en la búsqueda de la paz y el progreso de los pueblos.

“Quince años después estamos presenciando retrocesos en todo el mundo, incluso, y de manera muy grave, en mi país. Si ya habíamos visto la ascensión, en países de Europa, de partidos y Gobiernos marcados por la xenofobia y la intolerancia, la elección de Trump puso en evidencia un Gobierno que persigue inmigrantes, habla la lengua de los cañones y no tiene noción de que existe un mundo fuera de sus fronteras”, dijo.

Agregó que Bolsonaro ya ha dejado claro que pretende alinearse con esa política de Trump.

Lula afirmó que está preso hace ocho meses como consecuencia de una persecución política para impedirle disputar las elecciones presidenciales de octubre pasado y facilitar el triunfo del líder ultraderechista.

En el encuentro de partidos de los países de los BRICS, inaugurado el martes por el presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, y clausurado este miércoles, participaron líderes del Congreso Nacional Africano (CNA), el Partido Rusia Unida, el Partido Comunista de Rusia, el Partido Congreso de la India, el Partido del Pueblo de la India, el Partido Comunista Chino y el PT.

Fuente: EFE