Maduro reclama apoyo a la ONU para regresar a migrantes venezolanos

Caracas.- El dictador de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo ese martes que pedirá 500 millones de dólares a las Naciones Unidas para financiar el regreso al país de migrantes venezolanos que desbordan las fronteras vecinas huyendo de la crisis económica.

A la vez, Maduro acusó a su colega colombiano Iván Duque de pretender escandalizar con el número de migrantes venezolanos que cruza la frontera con Colombia y lo retó a un debate público sobre las realidades de ambos países.

En un acto con migrantes de distintos países que solicitaron la nacionalidad venezolana, un total de 8.381, Maduro dijo que su programa «Vuelta a la patria» para apoyar el retorno necesita ayuda para garantizar transporte, seguridad y empleo para los migrantes que regresen a Venezuela.

También dijo que requiere recursos para atender a los migrantes colombianos en Venezuela, que afirmó, suman 8.122 y llegaron con la categoría de refugiados.

«Voy a solicitar a la ONU 500 millones como financiamiento para el ‘Plan vuelta a la patria’, para traer a los inmigrantes que desean regresar a su país y voy a usar parte de ese dinero para apoyar a los migrantes colombianos y de otras nacionalidades que viven en Venezuela», afirmó.

Agregó que hablar de la migración venezolana se ha puesto de moda y que la Asamblea General de las Naciones Unidas comenzó este martes con varias intervenciones que se refirieron al tema.

«Venezuela está en el centro del ataque de la derecha fracasada. Todos se ponen como locos para atacar a la revolución bolivariana en los discursos de la derecha en la ONU. Veo desesperación, frustración, odio, cortoplacismo. Se les ve en ojos. En Nueva York hierven de desesperación porque han fracasado», afirmó.

Según la ONU, más de 2,3 millones de venezolanos han salido del país en los últimos cinco años.

«Se ha puesto de moda denunciar la situación migratoria de Venezuela al mundo y solo quieren crear condiciones para la intervención a nuestra nación», recalcó.

Al cuestionar el manejo que hace su par colombiano del tema de los migrantes venezolanos que cruzan la frontera, Maduro afirmó que por órdenes de Washington Duque se niega a hablar directamente con su Gobierno.

Señaló que Duque es un «diablo con cara de angelito», que está obsesionado con Venezuela y los migrantes. Colombia es el país que sostiene el mayor peso de los migrantes, tras haber recibido cerca de un millón de venezolanos.

«Lo reto a un debate público cuando quiera y donde quiera. Podemos hacerlo en Estados Unidos porque él es parte de una oligarquía muy progringa. Si quiere un debate sobre temas de Colombia y Venezuela, vamos a hacerlos y lo transmitimos en vivo y vamos a hablar de la verdad de Colombia y la verdad de Venezuela», aseveró.

«El Gobierno tiene orden de los gringos de no hablar con Venezuela y ¿cómo hacemos con los 2.200 kilómetros de frontera? Si los gobiernos no hablan ¿no es una insensatez? Porque cuando uno es presidente es presidente y jefe de Estado», agregó.

 

Fuente: diariolasamericas.com