Santos niega haber enviado carta a Maduro para que se reunieran

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, aseguró que su homólogo Juan Manuel Santos le había enviado una carta con el fin de que se reunieran. Pero desde la Casa de Nariño se negaron los hechos y se dijo que se trató de una misiva que Santos envió a los presidentes de siete países de la región, donde los invitó a trabajar por el cuidado del medio ambiente.

Ante la crisis que hay en la frontera entre Colombia y Venezuela por el alto flujo de migrantes, Maduro dijo este miércoles que “yo recibí una carta del presidente Santos recientemente, invitándome a unas conversaciones sobre unos temas de interés mutuo”. También aseguró que, a pesar de las diferencias ideológicas entre ambos, “estamos obligados a reunirnos, a entendernos y a trabajar por la paz”.

Maduro añadió que había delegado a su vicepresidente de Soberanía Política, Vladimir Padrino López, que se encargara de las gestiones para que se concretara un encuentro. Esto, en una supuesta colaboración con la canciller colombiana, María Ángela Holguín, y con el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas. Además, el presidente venezolano resaltó las medidas anunciadas por Santos para controlar la frontera entre ambos países.

Pero, después de conocerse las declaraciones de Maduro, la Casa de Nariño publicó un comunicado negando que Santos le hubiese enviado una carta a Maduro. El último intercambio de este tipo fue en diciembre de 2017 cuando Santos les mandó una misiva a los mandatarios de Bolivia, Brasil, Ecuador, Guyana Francesa, Perú, Surinam y Venezuelapara instarlos a trabajar por la protección del medio ambiente.

“En esa misiva los invita a trabajar conjuntamente en la protección del medio ambiente y resalta las decisiones adoptadas por Colombia en tal sentido, en particular la ampliación del Parque Natural de Chiribiquete y la extensión de los resguardos indígenas de la Amazonia colombiana”, explica el comunicado. Además, señaló que todo esto se dio, porque Santos “lideró una iniciativa de defensa y protección de la Amazonia para crear un corredor ecológico y cultural denominado Triple A: Andes, Amazonas y Atlántico”.

La relación diplomática entre Venezuela y Colombia se ha visto complicada, no solo por la situación en la frontera, sino también por declaraciones como la del fiscal venezolano Tarek Saab, quien afirmó que “desde Colombia, y así lo denuncio como presidente del poder ciudadano y fiscal general de la República, se está planeando nada más y nada menos que reeditar épocas ya canceladas en la historia de la humanidad, como es el bombardeo militar, la invasión militar, como es la ocupación a sangre y fuego”.

El vicepresidente de Colombia, general (r) Óscar Naranjo, desmintió este miércoles las declaraciones de Saab. “Es una afirmación vacía de contenido, que obedece a una simple declaración que no tiene ningún valor. Colombia está empeñada en proteger a sus ciudadanos…no hemos pensando en eso, tenemos otras prioridades”, afirmó durante una rueda de prensa en Bogotá.

 

Fuente: elespectador.com