Un hombre armado perpetra una carnicería en una iglesia de un pueblo de Texas

Houston (EE.UU.)(EFE).- Un total de 26 personas murieron este domingo cuando asistían a un oficio dominical en un templo baptista de una pequeña localidad de Texas (EEUU) por los disparos que un hombre hizo en su interior aparentemente con un rifle de asalto semiautomático. El autor de los disparos, identificado por varios medios como Devin Kelley, un hombre blanco de 26 años, murió después de enlutar a la población de Sutherland Springs, de menos de 500 habitantes. Se desconoce por ahora si pereció por disparos de la policía o se quitó la vida, de acuerdo con el portavoz de la Oficina del Alguacil del Condado Guadalupe, Robert Murphy.