AudiosDestacadoInternacional

Toma de decisiones en el Vaticano

Los católicos de todo el mundo miran hacia Roma, donde comienza el primer sínodo episcopal bajo el mandato del papa Francisco. La Iglesia fijará posturas en lo que concierne a las parejas y las familias.

El título del nuevo sínodo episcopal suena un tanto extraño: “Tercera Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de los Obispos”. Lo mismo pasa con el tema: “Los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la Evangelización”. A pesar de lo rimbombante de los títulos, lo que de verdad va a decidirse en Roma durante las próximas dos semanas no es la postura de la Iglesia en lo que al matrimonio y la familia se refiere, sino sencillamente el modo de asesorar a los fieles. El cambio de liderazgo en el Vaticano ha propiciado un aumento de la habitual expectación que rodea a este tipo de eventos en Roma. Es posible que en los próximos días se pueda valorar si es realista esperar un cambio de rumbo en la Iglesia y en la forma de pensar de sus máximos dirigentes.

Para muchos, el espíritu de este sínodo recuerda mucho al del Concilio Vaticano II (1962-1965), en el que el Papa Pablo VI decidió revitalizar esta institución eclesial antigua que, a pesar de que no tiene capacidad para definir dogmas y legislar, sí tiene una función consultiva y ayudará a Francisco a recabar opiniones acerca de temas que han sido relegados al olvido con el paso de las décadas. A través de los sínodos, Pablo VI buscaba un instrumento que le permitiera estrechar la relación entre el Papa y los obispos de la Iglesia Universal mediante la creación de un foro común para cuestiones urgentes. Desde el año 1967 se han celebrado trece sínodos ordinarios y dos extraordinarios en el Vaticano.

Fuente:DW-H830AM

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar