AudiosInternacional

Abogado de infanta Cristina en Chile: «La batalla mediática está perdida, la judicial la ganaremos»

 Poco le duró el anonimato en Chile al abogado español Jesús María Silva Sánchez. El profesional ha ganado notoriedad internacional por ser uno de los juristas que asumió la defensa de la infanta Cristina, hermana del Rey de España, quien ha sido imputada por su rol en un supuesto caso de corrupción tramado por su marido, Iñaki Urdangarin.

La semana pasada y después de tres años de investigación, el juez José Castro –cargo que equivale a un fiscal en Chile- decidió procesarla por dos delitos fiscales contra la Hacienda Pública y uno por blanqueo de capitales.

La acusó de «colaboración silenciosa» y de intervenir en los negocios ilegales que Urdangarin hizo presuntamente con administraciones públicas desde el Instituto Nóos, una organización vinculada al mundo del deporte y en teoría sin ánimo de lucro.

El marido de Cristina será juzgado por supuestamente haberse apropiado de seis millones de euros de dinero público, parte de los cuales iban a parar a una empresa, Aizoon, de la que Urdangarin y la Infanta eran dueños del 50%.

El abogado Jesus María Sánchez, tras participar en la inauguración del magister de una universidad en Santiago, accedió a hablar con Emol previo a un día clave en este caso.

Según señaló, hoy su equipo jurídico presentará el escrito de apelación con el que se busca anular la decisión de Castro y así evitar que la Infanta enfrente un juicio, algo inédito en la historia de España pues nunca antes un familiar directo de la corona española pasó por esta situación.

 

Sin embargo, Sánchez está confiado en que ello no ocurra aunque la prensa pareciera ya haber condenado a la infanta.«La batalla mediática está perdida, la judicial la ganaremos», asegura en un momento de pausa tras su intervención académica.

«Salir de España me ha quitado mucho estrés por la atención que genera el caso. Y he podido trabajar desde acá, porque ya tenía preparado el recurso (de apelación) antes de venir a Santiago porque me imaginaba por dónde iba a ir los tiros. Tengo sistema de conexión con la intranet de mis estudio y puedo trabajar con mi colaborador desde aquí».

 

-En Sudamérica se ve muy complicado el panorama judicial de la infanta. ¿En España hay alguien que crea que no sabía nada de los negocios que hacía su esposo a través del instituto Noos y  de la sociedad Aizoon?
«La batalla de la opinión pública la tenemos perdida. Pero la batalla judicial, si Dios quiere, la ganaremos. Hay muchas explicaciones sociológicas para entender esta condena de la opinión pública. La crisis económica, la desconfianza de la política, el desprestigio de la monarquía… Había que poner un nombre y le ha tocado a ella. A la infanta le han puesto en la condición de símbolo de lo que no se desea (del poder). Sí, la verdad es que la batalla mediática está perdida».

-Son sentimientos muy profundos en una España que está con bastante problemas económicos.
«España tiene una crisis que va más allá de lo económico. Las cifras macroeconómicas empiezan a mejorar, pero en la microeconomía no se nota. Aparte de la cuestión económica hay una crisis institucional que afecta a la clase política en general, ha afectado a la monarquía. El cambio de Rey servirá para revitalizar quizás a la institución monárquica. También las tensiones territoriales que tenemos son importantes. Todo eso genera una desconfianza y una hostilidad frente a todo aquello que representa al poder y ha coincidido que la infanta Cristina esté envuelta en este asunto».

Fuente: El Mercurio de Chile

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar