Wall Street recibe a la nueva presidenta de la Fed con la mayor caída desde junio

Frío recibimiento a Janet Yellen en Wall Street. La nueva presidenta de la Reserva Federal prestó juramento en una jornada que volvió a estar dominada por la volatilidad en los mercados financieros globales. En el parqué neoyorquino, el Dow Jones arrancó el mes de febrero con una caída del 2,08%, la mayor desde el 20 de junio, y trató en la recta final de la sesión de preservar los 15.400 puntos. El golpe fue mayor para el Nasdaq, que cayó un 2,61% y se dejaba 100 puntos en un día, algo que no se veía desde noviembre de 2011.

El detonante de esta nueva escapada de los inversores está en el último indicador de actividad industrial en EE UU durante el mes de enero, que salió más débil de los esperado y que se sumó a otros factores que durante las últimas semanas están creando incertidumbre, como los resultados trimestrales y las turbulencias en las divisas de algunos mercados emergentes. Todo esto muestra la vulnerabilidad de una situación compleja.

Al mismo tiempo, es como si los inversores estuvieran mandado el mensaje a Yellen de que debe ir con calma a la hora de retirar los estímulos a la economía. La presidenta de la Fed intervendrá la semana que viene en el Congreso para exponer su análisis sobre la coyuntura y explicar su estrategia monetaria. En el pasado ya dejó claro que si intención en mantener la inyección de liquidez hasta que los datos no muestre que la recuperación se sostiene.

La escapada de la inversores no hace distinción entre sectores y da continuidad a las caídas que se vieron en enero, en el que fue peor arranque de año desde 2010. El S&P500, el índice que agrupa a las mayores corporaciones cotizadas en EE UU, se dejó cerca de un 2,3%. La debilidad en los mercados emergentes debería hacer de Wall Street un puerto seguro para invertir, pero la volatilidad en las divisas tiene un efecto claro en los mercados de capitales porque esta incertidumbre puede afectar a las multinacionales.

Las Bolsas europeas cerraron también con pérdidas. El Ibex 35 inició la semana prolongando las caídas por segunda sesión consecutiva y se dejó un 1,96%. El selectivo, lastrado por las pérdidas en la gran banca, se quedó a un paso de ceder los 9.700 puntos. Solo Milán perdió más en una jornada en la que las caídas se extendieron entre las principales plazas de Europa. París, Londres y Fráncfort se dejaron cerca del 1,5%.

Los analistas opinan que las bolsas están desorientadas, a las espera de la reunión del Banco Central Europeo el jueves y el dato de empleo de EE UU el viernes.

Las caídas de los tres índices de referencia en Wall Street recuerdan mucho a las que se vieron en agosto pasado, cuando la Fed ya anticipó su intención de empezar a poner fin a los estímulos. El dato de empleo de enero, que se publica el viernes, debería servir para aclarar más las cosas sobre el estado real de la economía. Pero ante las dudas, y tras el Dow Jones y S&P 500 haber tocado máximos hace justo un mes, muchos inversores prefieren hacer caja.

Por: Luis Bedoya Sanchez … Fuente: el pais.com