Noticias

Interagua entregó resultados de estudio de erosión hídrica de la cuenca del río Daule

Este estudio es muy importante para identificar qué sectores de la Cuenca del río Daule  y que sistemas de producción o prácticas agrícolas son los principales aportantes en sedimentos al río. Estos resultados van a aportar elementos de priorización para implementar futuras acciones de conservación con el objetivo de preservar la principal fuente de captación de agua para el cantón Guayaquil.

Guayaquil es la ciudad más grande y habitada del Ecuador, cerca de 3 millones de habitantes consumen aproximadamente 1 millón de metros cúbicos por día. Con la entrega de este estudio al Fondo de Agua se busca establecer planes de intervención y control de los sedimentos aportantes de la turbiedad, fomentar el uso racional del recurso agua, controlar su contaminación y establecer programas de educación ambiental y buenas prácticas agrícolas a lo largo de la cuenca.

Datos importantes sobre la cuenca del río Daule :

Ubicada al Oeste del país la cuenca que comprende 28 municipios abarca cuatro provincias: Santo Domingo de los Tsáchilas, Manabí, Guayas y Los Ríos.

La cuenca del Río Daule es una de las más grandes de la costa del Pacifico con una superficie de aproximadamente 13.000 km2 – el 5% de la superficie del Ecuador.- y en sus planicies se asientan más de 4,5 millones de habitantes -cerca del 25% de la población nacional. El río Daule tiene una extensión de 260 kilómetros. Es uno de los dos principales afluentes del caudaloso río Guayas.

Objetivos de desarrollo sostenible (ODS): 

  • Luchar contra la desertificación y la alteración de los suelos 
  • 891 millones de hectáreas de bosques están en América Latina
  • 33% de los suelos del planeta están degradados 

“La erosión se lleva de 25 a 40 000 millones de toneladas de la capa arable del suelo cada año, lo que reduce significativamente los rendimientos de los cultivos y la capacidad del suelo para almacenar y completar el ciclo del carbono, los nutrientes y el agua. Las pérdidas anuales en la producción de cereales debido a la erosión se calculan en 7,6 millones de toneladas. Si no se toman medidas para reducir la erosión, las proyecciones indican una reducción de la producción agrícola de más de 253 millones de toneladas en 2050.”  [1] – fao.org  

El objetivo 15.3 de los ODS del programa de las naciones unidas para el desarrollo menciona que para 2030 los países deben luchar contra la desertificación, rehabilitar las tierras y los suelos degradados incluidas las tierras afectadas por la desertificación, la sequía y las inundaciones, y procurar lograr un mundo con una degradación neutra del suelo. Vinculando los ODS con el contexto mundial y local, se reconoce que entre los problemas ambientales que causan mayor preocupación a nivel mundial se encuentran los referidos a la degradación del suelo.

Los procesos de degradación del suelo suelen traducirse en una reducción de la productividad de los cultivos y los recursos hídricos asociados. Los efectos negativos de un suelo degradado sobre la economía de una región son más severos en las zonas que más dependen de la agricultura para obtener ingresos, tal como ocurre en la Provincia de Manabí y en varios de sus Cantones (Castro 2017; INEC 2017).

Por ello, la conservación y rehabilitación de tierras constituye una parte esencial del desarrollo agrícola sustentable y a la protección de los recursos hídricos fuente de nuestra agua potable. [2] ODS Territorio Ecuador. (2020, enero). Retos en la medición de los ODS. Panorama Sostenible Anual. Tomo 3. Quito: ODS Territorio Ecuador.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar