Inicia el desalojo de sedimento en la hidroeléctrica Manduriacu

Ayer iniciaron las maniobras (que terminarán el 18 de febrero próximo) para el desalojo de sedimentos de la central hidroeléctrica Manduriacu, ubicada entre las provincias de Pichincha e Imbabura, informó el Ministerio de Ambiente.

En este proceso se aplicará la metodología aprobada en la Mesa Técnica Interinstitucional, conformada por los ministerios de Energía y Recursos Naturales No Renovables y de Ambiente; la Secretaría del Agua; la Corporación Eléctrica del Ecuador (CELEC-EP) y el Instituto Nacional de Biodiversidad.

Conforme al cronograma establecido, ayer se realizó un proceso técnico-ambiental que permitió retirar a los peces que habitan en el embalse y al pie de la presa de la central, trabajo a cargo de un grupo de biólogos especializados en el tratamiento de este tipo de fauna. Mientras que para hoy está previsto realizar la primera apertura de las compuertas de la central, acción que permitirá el retiro de los sedimentos.

La central Manduriacu utiliza las aguas del río Guayllabamba para la generación de 65 MW de potencia. Las aguas que alimentan a la hidroeléctrica arrastran la sedimentación de los ríos San Pedro, Chiche y Machángara (que atraviesan los cantones Mejía, Rumiñahui y Quito Distrito Metropolitano), que se acumula en su embalse.

Por este motivo, CELEC-EP ejecuta maniobras técnicas controladas para desalojar el material acumulado.

 

Fuente: expreso.ec

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba