Inicia campaña electoral presidencial en Filipinas

Los aspirantes a la presidencia de Filipinas, y otros puestos menores, comenzaron este martes sus campañas electorales de cara a los comicios del 9 de mayo en los que parte como favorito el hijo del fallecido dictador Ferdinand Marcos.

La candidatura del único hijo varón del dictador filipino, Ferdinand “Bongbong” Marcos, de 64 años, ha abierto antiguas heridas en el archipiélago entre los opositores a esta familia que saqueó las arcas del país y sus seguidores que rememoran el régimen como un periodo de bonanza y estabilidad.

Bongbong, que en 2016 le faltó un puñado de votos para ser elegido vicepresidente, encabeza las encuestas de intención de voto para las elecciones presidenciales con el apoyo del 54 por ciento de los consultados, mientras que su más inmediata perseguidora, la vicepresidenta Leni Robredo, se queda en un 20 por ciento, según la firma Pulse Asia Research.

Según Transparencia Internacional, Ferdinand Marcos (que gobernó entre 1965-86) se apropió de forma ilícita de unos 10.000 millones de dólares, un salvaje saqueo que lo convierte en el segundo líder más corrupto de la historia, solo por detrás del indonesio Suharto.

La leyenda del boxeo y candidato presidencial, Manny Pacquiao, se comprometió el pasado viernes a impulsar la recuperación de miles de millones presuntamente robados al Estado por los Marcos.

Buscan descalificar a Marcos

Una promesa realizada por anteriores presidentes y que hasta la fecha ha logrado recobrar unos 3.400 millones de dólares, conforme a los datos de la Comisión Presidencial de Buen Gobierno.

Además, la comisión electoral filipina estudia media docena de denuncias que tienen como objetivo que Marcos hijo sea descalificado de la carrera presidencia a raíz de haber cometido evasión de impuestos.

El ente electoral ha retrasado el anuncio de su decisión lo que ya ha obligado a la jubilación de dos comisarios, que a posteriori han declarado que Marcos no debería ser presidente al haber sido condenado en 1997 por ese delito.

Otros candidatos a suceder al actual mandatario, Rodrigo Duterte, por un mandato único de seis años son el actual alcalde de Manila, Isko Moreno, y el expolicía, Pánfilo Lacson, aunque ambos con escasas posibilidades de victoria.

Durante las elecciones del 9 de mayo también se votará para elegir vicepresidente, doce senadores, más de 300 diputados y miles de puestos provinciales y municipales.

Como candidata a la vicepresidencia destaca Sara Duterte-Carpio, hija del actual presidente y que conforma dupla con el hijo del dictador Marcos.

 

Fuente: dw.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba