Inglaterra y Escocia no se sacaron ventajas en Londres

En una nueva y últimamente inusual edición del clásico más antiguo del mundo, Inglaterra y Escocia no se sacaron ventajas en Wembley con su empate 0-0 que deja al Grupo D de la EURO 2020 muy parejo de cara a la última fecha.

Si bien los escoceces salieron a apretar en la salida de los locales, los Tres Leones avisaron primero a los 11 minutos de juego con un estupendo cabezazo a gran altura de John Stones que el palo le negó.

Es justamente en el espacio aéreo donde los dirigidos por Gareth Southgate se siente muy cómodos, algo que hicieron notar en el encuentro y no solamente a pelota parada. También con un testazo, de palomita, Harry Kane tuvo la oportunidad de abrir el marcador pasada la media hora, pero falló su intento.

No obstante, la visita tuvo la más clara del primer tiempo en una jugada en la que sus dos laterales se proyectaron para que Andrew Robertson tire el centro desde la izquierda y, del otro lado, Stephen O’Donell le de con una volea de primera intención, pero la reacción abajo y de sobrepique de Jordan Pickford fue excepcional.

Ya en el segundo tiempo, la intensidad ofensiva de los dueños de casa bajó un poco a pesar de seguir en dominio del desarrollo de juego, pero la creación de oportunidades escaceó al igual que la eficacia de cara al arco rival.

Fue tan así que Escocia tuvo la más clara de este complemento en los pies de Lyndon Dykes, quien remató con el arquero inglés ya vencido, pero Reece James la salvó milagrosamente en la línea para mantener con vida deportiva a sus compañeros.

Tras esto, Southgate mandó cambios para los quince minutos finales con Kane y Foden fuera para los ingresos de Grealish y Rashford. Sin embargo, estos no lograron marcar la diferencia como se esperaba antes de sus entradas para renovar piernas y aire.

A pesar de que en la recta definitiva del encuentro los Tres Leones fueron los que más buscaron ante un cerrojo escocés, nunca le hayaron la vuelta para abrir ese candado y meterse al área para definir el partido, llegando incluso a sufrir un poco con las pocas llegadas del Ejercito de Tartán que estuvo más cerca de ganar.

Con este resultado, el Grupo D de la EURO 2020 queda abierto a cualquier cosa de cara a la última jornada, en la que Inglaterra (con 4 puntos) se enfrentará a República Checa (también con 4) y Escocia chocará ante Croacia, ambos con solamente un punto. (D)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba