Incluso un ligero aumento en un microbio intestinal podría mantenerte fuera del hospital

Incluso un ligero aumento en un tipo específico de bacterias intestinales beneficiosas puede ayudar a las personas a protegerse de infecciones graves, informa un estudio reciente.

Por cada aumento del 10 por ciento en las bacterias productoras de butirato en el intestino de un paciente, su riesgo de hospitalización por infección se reduce entre un 14 y un 25 por ciento, según informan los investigadores en una importante reunión médica europea el próximo mes.

El butirato es un ácido graso producido por bacterias intestinales “buenas” a medida que descompone y fermenta la fibra.

El butirato desempeña un papel importante en la salud del sistema digestivo al proporcionar alrededor del 70% de la energía que necesitan las células del colon, según la Clínica Cleveland.

Este nuevo estudio muestra que el butirato también parece respaldar el sistema inmunitario de una persona, lo que ayuda a combatir las infecciones, señalaron los investigadores.

Decidieron continuar con esta investigación después de notar que los niveles de bacterias intestinales productoras de butirato se agotan comúnmente en pacientes hospitalizados por infecciones graves.

El butirato también parece tener efectos protectores para varias enfermedades intestinales fuera de las infecciones, señalaron los investigadores en las notas de respaldo.

Para estudiar sus posibles efectos protectores contra la enfermedad, los investigadores analizaron microbios intestinales de casi 10,700 personas en los Países Bajos y Finlandia. De ellos, poco más de 600 murieron por infecciones, principalmente neumonía.

El análisis reveló que por cada aumento del 10% en las bacterias productoras de butirato, había un 25% menos de riesgo de hospitalización por infección entre los participantes holandeses y un 14% menos de riesgo para los finlandeses.

“La composición del microbioma intestinal, específicamente la colonización con bacterias productoras de butirato, se asocia con la protección contra la hospitalización por enfermedades infecciosas en la población general en dos cohortes europeas independientes”, concluyeron los investigadores, que fueron dirigidos por el Dr. Robert Kullberg , del Centro Médico de la Universidad de Ámsterdam, en los Países Bajos.

“Más estudios deben investigar si la modulación del microbioma puede reducir el riesgo de infecciones graves”, añadieron los investigadores.

Desafortunadamente, las bacterias productoras de butirato no pueden tolerar el oxígeno, lo que dificulta que estas valiosas bacterias lleguen al intestino, anotaron los investigadores.

Estos hallazgos se presentarán durante una reunión programada del 27 al 30 de abril del Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas en Barcelona, España.

La presentación de los hallazgos en reuniones médicas se considera preliminar hasta que se publique en una revista revisada por pares.

Fuente: INFOBAE

Compartir esta noticia

Facebook
Twitter
Scroll al inicio