‘Hemos tenido algunas dificultades, se están corrigiendo sobre la marcha’, dice viceministra de Salud sobre entrega de medicinas en farmacias externas

Carmen Guerrero es viceministra de Atención Integral en Salud del Ministerio de Salud Pública (MSP). Se encarga del establecimiento de las normativas, lineamientos y la gobernanza dentro del subsistema de salud de esa cartera de Estado. Está en funciones desde la llegada del ministro José Ruales.

A su cargo está el plan de externalización de farmacias de consulta externa, que empezó el pasado 15 de julio en Guayaquil y se ha ido extendiendo a las provincias de Azuay, Manabí y Pichincha. Hasta el momento se lo ha implementado en seis hospitales del MSP, y se han detectado algunos problemas.

La tercera semana de agosto se ampliará a nivel nacional.

¿Cómo está el plan de externalización de farmacias de consulta externa?

Lanzamos esta estrategia de Medicina Cerca el 15 de julio en Guayaquil, en dos hospitales: Abel Gilbert Pontón y el Monte Sinaí. Después de eso, la siguiente semana, lo hicimos en el Vicente Corral Moscoso, en Cuenca. A la siguiente semana, en el hospital de Especialidades Portoviejo, en Manabí. Y cerramos esta fase de prueba la semana anterior, con el lanzamiento en el hospital Eugenio Espejo y en el hospital Pablo Arturo Suárez, acá en Quito.

¿Qué evaluación haría hasta el momento?

Ha sido un proceso de aprendizaje, como yo le decía. Es una fase de prueba en la que el Ministerio había trabajado por más de siete meses, para establecer todo el tema normativo, los lineamientos, los convenios con las cadenas de farmacias, la calificación; pero en realidad desde el 15 de julio es cuando hicimos el lanzamiento con los pacientes ya retirando la medicación y trabajando en conjunto entre los hospitales y las cadenas de farmacias.

Ha sido un proceso bastante intenso para nosotros. Tenemos todo un equipo trabajando en cuanto a los flujos dentro de los hospitales, la coordinación con las cadenas de farmacias y todo un proceso de calidad para hacer un control de que los pacientes efectivamente estén recibiendo el servicio que nosotros deseamos.

Hemos tenido muchísimas novedades. Hemos tenido que corregir muchas cosas del proceso, de como se pensó inicialmente, pero nuestra evaluación es bastante positiva: ya tenemos prescritas más de 16.000 recetas y dispensados más de 6.800 medicamentos en las farmacias externas.

La satisfacción del usuario está por encima del 80 %. Sí hemos tenido algunas dificultades, pero se están corrigiendo sobre la marcha dentro de los hospitales y también con las cadenas de farmacias. Nuestra evaluación es bastante positiva.

¿Cuáles son estas dificultades?

Por ejemplo, con el tema de inventarios: este es un proceso activo en el que los inventarios se llenan y se vacían en el momento en que se va prescribiendo. Las cadenas de farmacias, en algunas ocasiones, no han hecho un buen cálculo de los inventarios y, por ejemplo, cuando hicimos el lanzamiento en Guayaquil hubo un medicamento que, cuando se empezó a prescribir, se acabó en dos horas, y la farmacia tuvo que volver a solicitar inventario; y, claro, estuvimos desabastecidos un par de horas hasta que eso pasara.

Tuvimos que implementar procedimientos como que las cadenas de farmacias fueron a dejar a la casa del paciente o les daban un documento para que pudieran retirar de otras farmacias.

Hubo algunos inconvenientes de ese tipo y los hemos identificado también en el resto de hospitales cuando se van haciendo los lanzamientos, porque este es un proceso nuevo para todos.

Otro de los inconvenientes graves que tenemos es que la ciudadanía desconoce el proceso y, por eso, tuvimos que implementar el tema de los chalecos de Medicina Cerca en las farmacias institucionales para dar información, explicarles a los usuarios cómo funciona. En muchos casos, ellos les acompañan a la farmacia externa para explicarles cómo funciona; qué documentos tienen que presentar en la farmacia; que tienen que presentar la cédula, no tienen que llevar copias; cómo hacer el proceso si es que una tercera persona va a retirar el medicamento porque el paciente no lo puede hacer, y un poco ir educando, comunicando, socializando a la población.

Fuente El Universo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba