Cifras

‘Hemos sido engañados’, dice el Superintendente de Compañías sobre el escándalo bursátil de Ecuagran y Delcorp

El Superintendente de Compañías Valores y Seguros, Víctor Anchundia, dijo que la entidad fue engañada por las empresas Ecuagran, Delcorp y por el Depósito Centralizado de Valores (Decevale), que actualmente son investigadas por un posible fraude bursátil en el que se habría perjudicado al Instituto de Seguridad de la Policía (Isspol).

«Hemos sido engañados, ellos fraguaron. Decevale fraguó, engañó, porque estaba negociando valores que decía que tenía inscritos cuando no debía tenerlos, los auditores dijeron que los estados financieros eran correctos, la Superintendencia fue engañada. Un día dicen que está todo correcto, que tienen todos los papeles y luego no encontramos los papeles por parte de la auditora», dijo Anchundia en una entrevista televisiva este viernes 25 de septiembre del 2020.

Las declaraciones las efectuó pese a que Ecuagran estuvo intervenida en el 2019 por la propia Superintendencia de Compañías, debido a que emitió a Delcorp —una empresa que tiene el mismo presidente que Ecuagran— facturas con ventas que no fueron reales, lo cual -además- generaba una distorsión en los balances de la firma, como reveló Diario El Comercio en un reportaje publicado el 24 de septiembre del 2020.

Incluso, las empresas negociaron en mayo del 2019 – durante la intervención- USD 1,5 millones en facturas en el mercado de valores.

Mientras se desarrollaba la intervención, también se calificaron con doble AA+ facturas por USD 29 millones, pese que este tipo de instrumentos bursátiles son genéricos y no requieren una calificación.

Delcorp, su relacionada, también obtuvo esa calificación para un programa de facturas por USD 7 millones en ese mismo mes.

Las dos empresas negociaban estos papeles en el mercado de valores y estas eran compradas por inversionistas.

«Con la intervención se logró corregir irregularidades de carácter contable, se superó y se levantó la intervención», aseguró el Superintendente.

En el mercado de valores nunca se notificó de la intervención de Ecuagran, por lo que las dos empresas siguieron emitiendo papeles y financiándose en la bolsa hasta que este año comenzaron a caer en mora en sus pagos con los inversionistas.

Según Anchundia, en el 2019 no se intervino a Delcorp porque era una empresa relacionada a Ecuagran.

El Isspol compró facturas de Delcorp por USD 22,4 millones, que no han sido pagadas por la empresa.

El Isspol inició acciones legales para recuperar lo invertido. Ecuagran presentó hoy una solicitud de concordato a la Superintendencia de Compañías para frenar estos procesos e intentar buscar un acuerdo con los inversionistas.

 

Fuente: elcomercio.com

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar