‘Hemos puesto denuncia, pero necesitamos más control, al menos en las avenidas principales’: el pedido de choferes de buses y pasajeros que son víctimas del cobro de ‘vacunas’

“No digas nada, solo dame el celular y la billetera. Mi pana, el que está allí, adelante, es chonero (miembro de la banda delictiva) y tiene un arma. Apúrate”. Así sorprendió disimuladamente un joven a una mujer que iba sentada del lado de la ventada en el bus de la línea 70, mientras la unidad circulaba al inicio de la autopista Narcisa de Jesús, por la oreja vial de la avenida Francisco de Orellana, en el norte de Guayaquil.

Ella comentó que los dos sujetos se subieron como si hubiesen sido vendedores ambulantes, pero cada uno se sentó junto a un pasajero diferente. “Aprovecharon que esa zona es desolada para empezar a amenazar. Yo no tenía celular, porque ya me habían advertido de los robos; les mostré mi bolso. Y siguieron con otro pasajero. Se llevaron como tres celulares y billeteras, dinero”, recordó la mujer, que vive en Mucho Lote.

El robo en los buses urbanos de Guayaquil no es nuevo. Lo que sí es intolerable, según pasajeros y conductores, es que los asaltos aumenten e incluso se les exija el pago de “s”, esto es, dinero a cambio de seguridad o de no atentar contra la integridad de las personas.

Según los reportes ciudadanos, las líneas con más inseguridad son las que tienen recorridos desde el noroeste hasta la parte del norte de la urbe, que tienen ruta en sectores como la avenida Perimetral, Casuarina, vía a Daule y la autopista Narcisa de Jesús.

Fuente El Universo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba