¿Qué ha cambiado en EE.UU. a un año de la masacre en discoteca de Orlando?

El director ejecutivo del centro de estudios Violence Policy Center (VPC), Josh Sugarmann, dijo a Efe que lamenta que no se hayan producido “avances” en Washington después de la que es considerada la peor matanza por arma de fuego en la historia reciente de Estados Unidos, de la que este lunes 12 de junio se cumple un año.

En su opinión, el “poder” de la Asociación Nacional del Rifle (NRA, en inglés), que cuenta con el apoyo expreso de Donald Trump, el primer presidente en participar en su reunión anual desde Ronald Reagan en 1983, y la “cobardía” del Congreso llevan a que se esté pagando un “precio inaceptable”, como en ningún otro país avanzado.

Para el congresista por Florida Darren Soto, de origen puertorriqueño, al igual que buena parte de las víctimas de Pulse, es “muy difícil” endurecer las normas en Washington debido al rechazo republicano, que controla ambas cámaras legislativas, y a que parte de su electorado es insensible a las cifras de las masacres.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba