Guillermo Lasso, con zapatos rojos o apoyado en su bastón, es el monigote político más confeccionado en Guayaquil

Sonriente, de traje formal y con zapatos rojos es como han confeccionado al presidente Guillermo Lasso los artesanos, que cada año desarrollan monigotes en la calle 6 de Marzo, al centro de Guayaquil.

Hay Lassos de 30 centímetros, de un metro y hasta de dos. La mayoría está con zapatos rojos, los que usó frecuentemente durante la campaña de la segunda vuelta electoral. Algunos deportivos y otros con taco, para darle un nuevo estilo, comentaron los artesanos.

Lasso es el político más convertido en monigote. Aunque también hay otros personajes, pero en pocas cantidades como el expresidente Abdalá Bucaram Ortiz; el presidente de la Conaie, Leonidas Iza y el dirigente indígena Jaime Vargas.

Este año la confección de monigotes políticos ha disminuido a diferencia del 2020 donde predominaban más personajes como los exmandatarios Lenín Moreno y Rafael Correa; y la alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri. Hoy no hay ninguno de estos.

En la calle 6 de Marzo y Huancavilca, en el negocio de Jhon Pico, tiene un grupo de monigotes y entre ellos está Lasso. Este tiene un traje azul oscuro y zapatos casuales rojos. Estaba junto al dibujo infantil la vaca Lola.

El presidente de la Conaie, Leonidas Iza y el dirigente indígena Jaime Vargas son otro de los monigotes. Foto: Carlos Barros. Foto: El Universo

Pico indica que la demanda se ha reactivado en estos días a propósito del anuncio de la Alcaldía de Guayaquil de no sancionar a quienes opten por quemar los monigotes.

“Si no se quema, no se vende nada, pero ahora sí las personas están otra vez interesadas en comprar”, menciona Pico, quien ya ha vendido Lassos.

Frente a este negocio, hay otro Lasso, pero distinto. Esta vez no solo con los zapatos rojos sino que en una mano tiene agarrado billetes de 20, 50 y 100 dólares y en la otra con su bastón. Está con lentes y encima de un podio con su banda presidencial. Se vende en $ 30 y mide casi un metro.

“Usted sabe por qué los billetes”, dice el comerciante, que prefirió la reserva de su nombre. Lo confeccionó en alusión al caso Pandora Papers, una investigación que llegó a la Asamblea Nacional y que al final no pudo demostrar una relación de Lasso con bienes y capitales en paraísos fiscales.

En el mismo negocio había un Bucaram pequeño a $ 5. También estaba sobre un podio denominado “El loco” y en su mano derecha una bolsa de dinero.

A Lasso con billetes y Bucaram con bolsa de dinero es como los han confeccionado los artesanos de la calle 6 de Marzo. Foto: Belén Zapata.

Bucaram lleva un proceso penal por el delito de delincuencia organizada sobre una supuesta comercialización de pruebas para detectar COVID-19 e insumos médicos, sin facturas y sin pagar impuestos al Estado.

El artesano también creó a Iza y Vargas. Cada uno mide 1,65 centímetros y los vende a $ 35. Vargas tiene un tocado de plumas de varios colores sobre su cabeza y una lanza en su mano izquierda. En el centro de su camisa blanca un tigre. A Iza le colocaron una mascarilla y aparece con el sombrero y poncho.

Cinco cuadras más adelante hasta Gómez Rendón hay otro grupo de Lassos vestidos de plomo y los confecciona Ericka Mendoza junto a su familia.

Los artesanos de monigotes de la 6 de Marzo le apuestan a la niña de ‘El juego del calamar’ y Spiderman

“Nosotros hicimos a Lasso buscando las fotos en internet”, dice Mendoza, mientras mostraba al mandatario con un estilo más informal: jean, camiseta blanca y zapatos rojos. Los vende en $ 25.

Mendoza afirma que la mayoría de sus clientes que buscan Lassos son de la Sierra. Ya tiene algunos separados para entregarlos la próxima semana.

En esa misma calle llegaba Geovanny Salazar, quien buscaba personajes infantiles. En su vehículo tenía a un Lasso, que ya lo había comprado. “Es lo tradicional de quemar al personaje del año”, dice el ciudadano que lo consiguió en $ 10.

Hasta de 2 metros hay Lassos en las calles 6 de Marzo y Letamendi. Se oferta en $ 100. Foto: Belén Zapata.

En las calles 6 de Marzo y Letamendi se observa a un Lasso alto. Mide 2 metros dice el artesano Gastón Peral, quien estaba terminando de confeccionarlo. Le hizo un saco rosado y los lentes con alambre. El costo es de $ 100 y espera vender los cinco que fabricó.

Más adelante, en las calles 6 de Marzo entre Argentina y General Gómez, hay Lassos fuera de lo común. Manolo Briones confeccionó veinte Lassos, entre ellos, con la vestimenta de los enmascarados de la serie del Juego de calamar y es el más vendido. Se oferta en $ 40. Hay otros con ropa deportiva a $ 20. (I)

Fuente: El Universo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba