Guillermo Arosemena: Tres distinguidas guayaquileñas

En orden alfabético: Dora de Ampuero, Jenny Estrada y Joyce de Ginatta.

Dora fue calificada por el Instituto Cato como la Dama de la Libertad. Constituyó el Instituto Ecuatoriano de Economía Política en 1991 y se dedicó a dictar seminarios, hacer mesas redondas y publicar sobre problemas económicos, derechos individuales y gobiernos limitados. Desde años atrás tiene un programa radial; ella y Joselo Andrade son invitados a colegios para dictar conferencias sobre pensamiento liberal. Conocida y respetada en países de la región donde participa como conferencista. Ha capacitado a miles de jóvenes. Su instituto se financia con donaciones nacionales y extranjeras.

Jenny es la escritora más prolífica que he conocido. Además diversa en temas. Inicialmente periodista profesional, hizo entrevistas, columnista en diarios e incursionó en radio y televisión; también en investigación histórica. Pasó meses investigando en el Archivo de Indias en Sevilla, donde está la historia colonial hispanoamericana. Uno de sus primeros libros fue la historia de la balsa como medio de navegación. En sus publicaciones se hallan la historia de la petrolera Anglo, y la biografía de Juan Tanca Marengo y su obra Solca. Su último libro es la segunda edición de Guayaquileñas en la historia, siglos XVI al XXI; excelente obra de más de 300 páginas acerca de mujeres exitosas.

Joyce ha triunfado en lo que ha emprendido. Debió encargarse de un negocio familiar con problemas y en poco tiempo lo hizo rentable. Durante una década fue la presidenta de la Cámara de Pequeños Industriales, donde desempeñó un trabajo estelar. Asumo que fue la primera mujer en dirigir un gremio de importancia. Luego condujo un programa de entrevistas en la televisión y actualmente tiene uno en radio que comparte con su hijo Giovanni. Como titular de la Federación Interamericana Empresarial hace un evento anual con expositores extranjeros y nacionales que hablan de temas económicos. Escribió un libro sobre su participación en la dolarización. Joyce es de pensamiento liberal, cree en apertura de mercados, y gobiernos pequeños y eficientes.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba