Artículo

Guillermo Arosemena: Proyección de muertes

Nadie quiere leer esa clase de estadísticas pero a veces se debe. Harry Truman ordenó lanzar la bomba atómica en Japón: Hiroshima y Nagasaki; el Pentágono lo recomendó. Los militares le dijeron que conseguir la rendición de Japón significaría la muerte de más de un millón, entre soldados japoneses y estadounidenses. Los primeros probaron ser guerreros hasta el final; no se rindieron fácilmente. La predicción del Pentágono en los diferentes eventos bélicos había fallado, caso de las batallas para recuperar las islas Okinawa, Iwo Jima y otras. Se equivocó en la proyección del tiempo y número de muertos. Las bombas evitaron una tragedia mayor.

La Universidad de Washington, en cuyo estado hubo el primer infectado de Estados Unidos y es una de las fuentes más confiables de las estadísticas de la pandemia, lleva control de las proyecciones de muertos por COVID-19 en todos los países, incluyendo Ecuador. EL CDE (siglas en inglés del Centro de Control y Prevención de Enfermedades) recibe esas estadísticas, y de otras fuentes; las analiza detalladamente, en total son 36. Para las próximas cuatro semanas proyectan óbitos entre 10.600 y 21.400, lo que daría un total acumulado desde que comenzó la pandemia entre 294.000 y 321.000. A esta cifra habría que agregar el exceso de muertes por encima de los atribuidos a COVI-19. EE. UU. no se libra, como la mayoría de los países. The Economist, le asigna el séptimo lugar; Ecuador en segundo lugar, Perú en primero. Para el primero son más de 80.000 personas fallecidas adicionales. Las proyecciones del CDC también son por estado.

Un indicador de progreso en los países es la calidad de la estadística. Los más prósperos tienen toda clase de estadísticas; las nuestras son incompletas unas y muy pobres otras.

En próximo artículo dedicaré a analizar las estadísticas de Ecuador. Por ahora quiero insistir en que el Ministerio de Salud no ha hecho un esfuerzo por mejorar sus estadísticas sobre el control de la COVID-19. Este tema lo vengo señalando desde marzo pasado.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba