Guillermo Arosemena: Principios económicos, disfuncionales en Ecuador

He leído más de 50 años de memorias del Ministerio de Economía, cargo que ha cambiado de nombre en numerosas ocasiones. En el sector público se crean y cambian los nombres de los cargos con gran facilidad. Cada cambio debe ser para mejorar, no para empeorar.

Cambio tiene que ver con hacer el trabajo de un mejor modo, con proyección a futuro. Pero ejemplo, ¿cuáles fueron los cambios que se hicieron en la década pérdida que estuvo llena de PhD en economía y otras ciencias? El lector los conoce de memoria. Como toda ciencia, la economía requiere de reformas que se deben hacer para aumentar el nivel de vida de la gente.

Si el mundo se hubiera quedado en la economía agraria, jamás hubiera podido disminuir el nivel de pobreza de 80 % de la población a 20 %, como lo logró en 300 años. A medida que fue evolucionando la economía, la tasa de crecimiento del PIB fue aumentando. Antes de 1750 tomaba hasta 300 años duplicar el tamaño de la economía. Los países asiáticos, a partir de 1965, lograron crecer el PIB hasta 12 % anual. El 20 % de pobres viven mayoritariamente en países como muchos latinoamericanos y africanos porque sus gobiernos ponen en práctica principios económicos disfuncionales. Lamentablemente hay naciones, incluyendo Ecuador, que después de cada crisis no aprenden de ellas, no se sacan lecciones para evitar volver a equivocarse, es decir no se aprende de los momentos duros que se vive durante las crisis. Desgraciadamente las experiencias traumáticas no quedan escritas en libros para enseñar a estudiantes universitarios y público en general.

En el mundo anglosajón se están publicando libros sobre la búsqueda de una nueva economía tomando en cuenta que la actual tiene fallas. Hoy hay cambios en el consumo, disminución en la tasa de obsolescencia, se viven los sucesos mundiales en tiempo real por el impacto de la Internet, el medio ambiente tiene que tomarse en cuenta, la nueva economía debe priorizar la microeconomía en lugar de la macroeconomía, hay que incluir factores sociales. Todo lo que sucede en los países líderes es muy lejano para la mentalidad del ecuatoriano.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba