Guillermo Arosemena: Los Lasso Mendoza

…debieron haber sido educados con elevados principios y valores morales.

Conocí a Carlos desde adolescente; un primo me lo presentó, tuvimos cercana amistad. Brillante ingeniero graduado de la Espol, lo recomendé para que una empresa industrial lo contratara. Durante la década que trabajó en ella mostró gran capacidad en el área de producción; dominaba las ingenierías mecánica y eléctrica. Pasó a trabajar para un grupo empresarial; más tarde se convirtió en camaronero y posteriormente ingresó al negocio de bienes raíces. Con Pepe también tuve buena amistad. Trabajó conmigo alrededor de un decenio, posteriormente se independizó. Me presentaron a Guillermo cuando ingresó a trabajar en una financiera como asistente de Danilo Carrera, su cuñado. Yo representaba a un importante accionista. A Xavier lo conocí de gerente en una editorial quiteña. En una ocasión me visitó en mi oficina cuando la embajada de Gran Bretaña ordenó la publicación de un libro de mi autoría sobre el aporte de británicos en la economía ecuatoriana. No volví a verlo hasta cuando Guillermo invitó a almorzar a José María Aznar, ex primer ministro de España. Xavier había solicitado a su hermano que le permitiera hacer una entrevista después del almuerzo. No conocí a sus padres pero por la conducta de mis amigos, debieron haber sido educados con elevados principios y valores morales. Son buenos ciudadanos, tengo la mejor opinión de ellos. Los dejé de ver tiempo atrás, pero he seguido sus trayectorias.

A diferencia de los hermanos que vieron en la actividad económica una forma de prosperar, Xavier no se interesó en formar parte del sector privado. Él prefirió el periodismo y la política, pasó a formar parte de quienes ven a la izquierda como la salvación del país; es correísta. Cuando escribía en El Telégrafo censuraba a los empresarios. Recientemente hizo duras críticas a Guillermo, sin motivo alguno. En años anteriores no se había expresado muy bien de él por el dinero que tiene.

¿Hay resentimiento de por medio? Es penoso lo que ocurre en la familia Lasso Mendoza; honorable y extensa, pasa momentos desagradables. Si vivieran sus padres estarían muy tristes y afectados.

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba