Guillermo Arosemena: Desinterés por el pasado

¡Qué vergüenza para Guayaquil no interesarse por su historia!

El preámbulo fue para repetir lo escrito varias veces al paso del tiempo. En el Archivo Histórico del Guayas (AHG) reposa la historia colonial de Guayaquil, son documentos que tienen centenares de años, y las historias del siglo XIX y XX. Desde la renuncia de José Antonio Gómez Iturralde hace aproximadamente 12 años, la institución ha estado a la deriva. Han pasado muchas personas no calificadas para manejarlo y lo más importante no ha habido genuina entrega de ellos para sacarlo adelante. Los gobiernos de Correa y Moreno se aseguraron de mantenerlo moribundo. Hay épocas que no hubo aire acondicionado, ni agua en los baños. También ha estado dañado el sistema contra incendio y los equipos para proteger los documentos históricos. Los libros impresos para la venta no se pueden vender, la imprenta no funciona por falta de presupuesto. ¡Qué vergüenza para Guayaquil no interesarse por su historia! Ahora Cuti Espinel es la nueva directora del MAAC. El AHG depende del MAAC.

La Casa de la Cultura es otra tragedia más, está en estado terminal. No hay bibliotecaria. La Biblioteca del Municipio todavía no comienza a digitalizar los documentos históricos ni los libros, es una forma de protegerlos. En Quito las más importantes bibliotecas lo están haciendo desde hace varios años. El llamado museo de Olmedo, su hacienda Virginia, tienen información muy incompleta de su vida, hay unos pocos pósteres. La recreación de los cuartos también es deficiente. No hay un museo para Vicente Rocafuerte, el ecuatoriano más famoso del siglo XIX a nivel mundial. Está muy deteriorada la biblioteca que fue de Rocafuerte y otros recuerdos de él que están en el colegio con su nombre. ¡Bochorno para Guayaquil!Cuando la Fiscalía promovió la acción penal pública contra Iza, es decir, cuando arremetió contra él imputándole un delito, ya había hecho suya la pelea sobre esta aprehensión.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba