Guayaquil: Nueva operadora de limpieza, con equipos listos; pero no clasificará basura

El consorcio Urvaseo, adjudicatario en Guayaquil del contrato de recolección de basura, iniciará operaciones el lunes 21 con 200 unidades nuevas, 30 % más de personal respecto de la cifra de colaboradores de la saliente empresa Puerto Limpio y con la promesa de prestar servicio en el cerro de Mapasingue, riberas del estero Salado y otros puntos de la ciudad.

El convenio por siete años con el Municipio no incluye la clasificación de desechos con fines de reciclaje.

La alcaldesa Cynthia Viteri dijo el miércoles 16, al concluir el acto de presentación de la operadora, que la Dirección municipal de Ambiente elabora un plan de reciclaje “pese a que cuando los residuos ya salen de las casas, el 80 % ya es orgánico, porque la gente saca lo que son botellas, papeles, hace reciclaje en casa”, subrayó.

Agregó que consideran un programa intensivo en ese tema, al tanto que sostuvo que el cabildo ya ha intervenido calles con material reciclado y que a través de un crédito internacional buscan que los gases del relleno sanitario no afecten el ambiente.

Como sucede con Puerto Limpio, y como años atrás lo ejecutó Vachagnon, el contrato de recolección de basura abarca el traslado de desperdicios al relleno sanitario.

Samuel Reyes, representante de Urvaseo, dijo que el convenio responde “a un estudio hecho por el Municipio y un alcance definido por Municipio”. Llamó a la ciudadanía a atender las distintas frecuencias de recolección.

José Guarderas, representante de la firma ecológica Sambito, manifestó que Urvaseo cumple con estándares en el tema ambiental, que ellos participan con asesoría. Dijo que en el tema reciclaje conocía que la ciudad apuntaría a planes piloto de educación, que en estos tiempos enterrar insumos que podrían ser materia prima “era casi un pecado”, porque equivalía a dejar dinero bajo tierra.

El monto del contrato alcanza los 401 millones.

En el acto, la alcaldesa Viteri indicó que el valor de la tonelada de basura bajó 48 centavos de dólar estadounidense, que el nuevo costo es de 35,34 centavos, y sostuvo que era el más bajo del país.

La autoridad sostuvo que la labor de barrido abarcará 2.400 kilómetros cuando el registro anterior era de 1.800 kilómetros. Manifestó que la cobertura incluye parroquias rurales, pero sobre el servicio en la isla Puná, refirió que está a cargo de una dirección municipal. (I)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba