Cifras

Guatemala necesita construir 38.000 viviendas anuales para detener déficit

Guatemala.- Guatemala necesita construir al menos 38.000 viviendas cada año con el fin de detener el crecimiento del déficit habitacional, según un plan de casas que diseñan varias instituciones privadas.

En la actualidad se construyen 18.000 casas cada año en el país centroamericano, 14.000 de ellas por el sector privado y solo 4.000 por el Estado, de acuerdo con el plan divulgado este sábado por la Fundación para el Desarrollo (Fundesa).

El déficit de viviendas en Guatemala, según la entidad privada, alcanza los 1,8 millones de residencias.

La Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), la Asociación Centroamericana para la Vivienda (Acenvi), Cementos Progreso y Fundesa plantean una serie de estrategia en su Plan Nacional de Vivienda que se debería implementar a partir del próximo año con la finalidad de detener el déficit, como la construcción de 38.000 casas cada año.

En la actualidad, según el análisis, en el sector urbano existe poca certeza en la tenencia de la tierra, los materiales de construcción son inadecuados y los espacios en el sector públicos son precarios.

También existe un crecimiento desordenado de la población y en las áreas de riesgo hay hacinamiento, advierte.

A consecuencia de ello, los efectos sociales son de inseguridad ciudadana, contaminación, pérdida de vidas por deslaves y derrumbes, señala.

Alerta que en los próximos 15 años, al menos siete millones de guatemaltecos estarán llegando a las diferentes ciudades del país porque Guatemala «se está urbanizando de manera descontrolada».

Según la Fundesa, el próximo año más del 20 por ciento de la población guatemalteca estará en búsqueda de vivienda.

En su opinión, construir una vivienda en el país genera tres empleos directos y cuatro indirectos, por lo que se requiere articular la oferta y la demanda porque la actual no cubre las necesidades de una familia que devengue montos menores a los 400.000 quetzales al año (51.746 dólares).

El plan que elabora la institución sugiere que la oferta de casas sea para montos menores de 250.000 quetzales (32.341 dólares) para plazos de hasta 25 años.

La Fundesa plantea la construcción de Módulos urbanos de Vivienda Integral Sustentable por las que cada familia podía pagar entre 1.200 y 1.800 quetzales (155,23 a 232,85 dólares) al mes.

Otras de las estrategias que sugieren es que parte de las remesas que los inmigrantes envíen al país se reorienten a la inversión en vivienda.

Las instituciones privadas recomiendan a los partidos políticos que participarán en las elecciones generales de junio próximo a que incluyan en sus planes de gobierno el desarrollo de la vivienda en Guatemala.

Fuente: EFE

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba