DestacadoPolítica

Grupos provida indican que se mantendrán vigilantes tras veto al Código de la Salud

Reproducción humana asistida, maternidad subrogada, emergencia obstétrica, y el aborto fueron varios de los temas que analizaron este sábado profesionales y representantes de agrupaciones de defensa de la vida desde la concepción que se oponían al proyecto del Código de la Salud, que fue vetado por el presidente Lenín Moreno.

Vía Facebook Live, los voceros agradecieron la decisión del primer mandatario y respondieron preguntas sobre el por qué rechazaban estos temas contenidos en este texto.

El médico Byon Argoti dijo que los médicos se han formado para preservar la vida y bajo ningún concepto provocar su muerte. «El aborto está penalizado en nuestra Constitución, en el momento que se pide al profesional de salud que mantenga confidencialidad lo convierte en cómplice de un delito (..) los médicos no lo vamos a hacer y por esa razón los médicos pro vida nos hemos opuestos», aseguró.

Geraldine Weber señaló que como padres de familia consideran que en la primera infancia la educación sexual se inicia desde el hogar y que no sea adoctrinada por ningún tipo de ideología. «Familias con hogares valores y principios, los niños necesitan aprender otro tipo de prácticas no ideologías de género», dijo.

Añadió que se mantendrán vigilantes porque el próximo año podría analizarse un nuevo proyecto de Código Orgánico de la Salud, por lo que velarán por la familia, la vida del no nacido y por los derechos de los niños y las mujeres.

Jacqueline Venegas señaló que las emergencias obstétricas existen en el país, lo que no se hace es practicar el aborto cuando no es legal. Solo hay dos formas: cuando una mujer con algún demencia ha sido violada o está en peligro o riesgo la vida de la madre. «De estas dos formas, así sea provocado, se hace el aborto en el Ecuador. «(En el código) solo se quería camuflar para que el aborto sea totalmente libre (…)».

Sobre la maternidad subrogada expresó que las feministas deberían ser las primeras que deberían protestar porque se estaría cosificando a la mujer y se convertiría en un instrumento usado por cualquier persona.

Linda Arias, abogada, dijo que se oponen a que se legalice «los vientres de alquiler» en el país porque de la experiencia de otros países en donde ya es un contrato legal se ha visto que lo que menos se hace es tutelar el interés el superior del niño y respetar la integridad de la mujer.

«Se vulneran varios derechos, la identidad del niño por nacer porque no va a saber quién fue su papá, quién fue su mamá (…), nos tratan a las mujeres confundiendonos y haciéndonos creer que es un derecho que si yo no puedo tener niños alguien pueda tenerlos por mi, pero sin entender que se irrespeta el derecho de la otra mujer que está siendo usada para darme lo que yo quiero (…)».

En el diálogo participaron representantes de agrupaciones como Frente Nacional por la Familia, Ecuador Provida, Frente Joven Ecuador, Red Vida y Familia Ecuador, entre otros, de ciudades como Tulcán, Loja, Esmeraldas, Guayaquil, El Puyo, Otavalo, Cuenca. (I)

También se leyó la carta difundida por el Frente Nacional por la Familia en la que se señala que los ecuatorianos necesitan un Código de Salud que aborde, con una buena técnica legislativa y fundamentos ético-científicos, temas que necesitan ser actualizados o ampliados con la calidad óptima que debe tener el sistema de salud pública ecuatoriano.

«Es la Asamblea la que nos priva de mejoras necesarias al sistema de salud, porque mostró estar más interesado en servir a ciertos grupos y agendas ideológicas», se agrega.

Fuente: El Universo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar