Artículo

Gonzalo Cucalón: Sorpresas en la Deuda Externa

Revisando los medios internacionales al cierre del año pasado sobre cuales habían sido los instrumentos financieros que mayor rentabilidad generaron durante el 2016 vimos un titular que nos cayó como balde de agua fría: el bono 2020 de deuda externa ecuatoriana había estado en el top 10 de deuda soberana del mundo, con una rentabilidad del 48%. En medio de las noticias de la economía ecuatoriana, con la incertidumbre de la campaña entre otras, los precios han estado marcadamente al alza. Entre nosotros surgieron preguntas, que detallaremos a continuación:

¿No tenía la deuda un costo entre el 10% y el 9% anual?

Ese es el costo del cupón de interés, que es lo que al Estado le cuesta pedir el dinero prestado el día de la emisión. El Estado recibe el dinero y se compromete a pagar el capital más el cupón de interés de regreso en las fechas programadas. Los primeros tenedores pueden venderlos cuando deseen, lo que hace que el precio vaya cambiando cada vez que se compran y se venden. Usualmente cuando las perspectivas de pago de los bonos son altas, los precios suben, mientras que cuando las perspectivas están a la baja los precios bajan.

¿De dónde sale ese 48%?

Si un inversionista hubiera comprado bonos el 19 de enero 2016 a un precio del 68.67% y el 30 de diciembre lo vendía al 106.51%, esto le hubiera generado una ganancia del 37.84%; si a esto le sumamos el 10,5% del cupón de interés, tenemos una ganancia aproximada del 48%.

¿Y el riesgo país?

El riesgo país refleja lo que los compradores y vendedores de deuda soberana pactan en los mercados. Y ellos decidieron que las perspectivas de pago mejoran si sube el precio del petróleo, aunque a algunos no les agrade mucho. Cuando el petróleo sube, el riesgo país baja.

¿Todos los inversionistas tienen esa rentabilidad?

La rentabilidad depende de los precios. Si usted compra un bono, tal como una casa o un terreno, le conviene que suba de precio después de que lo compro. Si compraron cuando el precio estaba bajo, la rentabilidad es alta.

¿Es bueno invertir en deuda externa ecuatoriana?

La deuda externa ecuatoriana tiene un perfil de riesgo alto. Lo recomendable es incluirla en un portafolio de inversiones diversificado, donde el riesgo esté debidamente cuantificado y controlado. Para un inversionista la seguridad debe de ser lo primero.

La situación del país esta complicada, ¿cómo pudo ser tan rentable?

En enero del 2016, el petróleo ecuatoriano estaba cercano a los 20$ por barril y los precios de la deuda bajaron. Sin embargo, el petróleo se recuperó durante el 2016 y con ellos los precios de la deuda. Así que la percepción de la situación interna puede ser muy diferente a lo que los mercados piensan.

Cabe aclarar que esto solo aplica a la deuda externa, la deuda interna tiene otras consideraciones, lo cual hace que su comportamiento sea diferente. La relación del precio de los bonos ecuatorianos con el petróleo dice mucho acerca de la percepción internacional sobre las perspectivas productivas del Ecuador. Nos demuestra que, aunque la disciplina fiscal es importante para los mercados de deuda, hay muchísimo trabajo por delante en la diversificación exportadora del país.

Fuentes:

http://en.boerse-frankfurt.de/bonds/pricehistory/ecuador-_republikdl-bonds_201515-20_regs-Bond-2020-xs1199929826

https://www.bloomberg.com/news/articles/2016-12-28/here-are-the-best-and-worst-performing-assets-of-2016

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba