Goldman Sachs cree que Europa entrará en recesión el segundo semestre

La eurozona probablemente ya está en recesión. Esta es la tesis que defienden los analistas de Goldman Sachs. La recesión durará hasta fin de año según indican los economistas encabezados por Jari Stehn en su último informe. Concretamente proyectando una contracción de 0,1% en el tercer trimestre y de 0,2% en el cuarto. El viejo continente volvería a la senda del crecimiento en 2023.

 

Entre los motivos de la recesión se incluyen las interrupciones en el suministro de energía de Rusia, el fin del repunte post pandémico en los servicios, un impulso global más débil y la turbulencia política en Italia que podría retrasar el desembolso de ayuda de la Unión Europea. De hecho, el golpe del gas ruso podría ser letal para las economías del viejo continente, pues si Rusia emprende un corte, tal y como valoran los expertos para el invierno, las reservas de gas se agotarán y no se podrán reponer hasta 2024 según Entsog, el organismo que aglutina a los gestores de los sistemas gasistas europeos.

Volviendo al informe de Goldman Sachs, los analistas explican que “al observar los países, tenemos Alemania e Italia en clara recesión en el segundo semestre, mientras que España y Francia siguen creciendo”, dijeron los economistas. “Los riesgos para nuestro pronóstico están sesgados hacia una recesión más aguda en el caso de una interrupción aun más severa de los flujos de gas, un período renovado de estrés soberano o una recesión en Estados Unidos”.

El índice PMI del mes de junio ya adelantaba que Europa entra en modo recesión. La primera frase de S&P Global al respecto de este indicador afirmaba que “el crecimiento económico de la eurozona se ha deteriorado drásticamente, cayendo a mínimos de 16 meses en junio”. Uno de los datos más preocupantes es que la producción industrial se ha contraído por primera vez en dos años mientras que el sector servicios se ha enfriado de forma considerable.

Fuente: Revista El Economista

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba