Gobierno ecuatoriano tiene 120 días para cumplir el mandato popular sobre la pregunta 7

Quito. – Tras la victoria del Sí en la pregunta siete planteadas por el Ejecutivo en el Referéndum y Consulta Popular del pasado 4 de febrero, una Comisión Nacional dispuesta por el presidente Lenín Moreno se encarga de viabilizar el incremento de la zona intangible de conservación del Parque Nacional Yasuní , en al menos 50.000 hectáreas, así como la reducción del área de explotación petrolera de 1.030 a 300 hectáreas.

El ministro del Ambiente, Tarsicio Granizo, es quien presidente la Comisión por delegación del mandatario para elaborar un informe vinculante para cumplir con el mandato popular. Según el escrutinio oficial del Consejo Nacional Electoral (CNE), 6’337.768 ecuatorianos votaron a favor de un total de 9’415.553 votos válidos.

En entrevista con Andes, Granizo contó detalles de la hoja de ruta,  los beneficios que conseguirán los pueblos indígenas amazónicos y la metodología para demarcar los nuevos límites del área intangible y de extracción petrolera.

¿Cuál será la hoja de ruta para su efectivo accionar?

El presidente (Moreno) me ha honrado para liderar esta comisión, que está constituida por el Ministerio de Hidrocarburos, de Justicia y Ambiente. Justicia porque es un tema que tiene que ver con pueblos en aislamiento e Hidrocarburos porque es un área petrolera. Obviamente, cada uno de estos mInisterios tendrá su equipo técnico.

Nosotros ya teníamos desde antes una comisión técnica trabajando en esto temas, que se formó con estos mismos ministerios y la Secretaría de la Política, para empezar a entender cómo manejar el tema de la pregunta (de la Consulta), en el caso de que ganara.

¿Cómo beneficiaría a las comunidades locales como los Tagaeri o Taromenane?

El tema es que las comunidades Tagaeri y Taromenane ocupan una superficie de territorio que en buena parte está dentro del área intangible, pero evidentemente ellos no conocen el inicio y final del área intangible. La idea es determinar una área mayor para que estos pueblos puedan continuar con su vida y tomen las decisiones que ellos crean más convenientes.

Es necesario clarificar una cosa, no todo el Parque Nacional Yasuní es área intangible y no todo el área intangible es Parque Nacional Yasuní. Se sobreponen, pero algunas partes del área intangible salen del Parque Nacional Yasuní y entran en otros territorios. La idea es ampliar el área intangible, no el Yasuní.

El área intangible se decretó cuando se vio que había una vulnerabilidad muy grande de estos dos pueblos que decidieron vivir aislados del restos de las culturas; por los menos en contacto inicial.

¿Como gobierno, de qué manera conoce las necesidades de estos pueblos?

Algunos clanes de los pueblos Tagaeri y Taromenane tienen contacto con sus “primos”, los Huaorani, porque hablan un idioma similar y eso facilita la comunicación. Son contactos iniciales, de intercambios, con algunos representantes Huaorani y representantes de estos clanes de estos dos grupos.

¿En cuánto tiempo estaría listo el informe vinculante para verificar la reducción del área de explotación petrolera en el Yasuní?

La idea es que en 120 días le propongamos al presidente de la República estas dos cuestiones: cuál y dónde estaría esa área de al menos 50 mil hectáreas de ampliación de la zona intangible y, por otro lado, la zona de explotación petrolera.

Eso es lo que tenemos que trabajar en estos 120 días en las mesas técnicas. El presidente tomará una decisión. Es probable que el documento tenga algunos escenarios.

¿Se invitarán a organizaciones sociales o expertos para que participen como veedores? ¿Tienen nombres en este momento definidos?

Queremos invitar a expertos en el tema, lo que no queremos hacer de esto es un cuestión política. Queremos que sea una comisión técnica, en donde expertos en el tema como antropólogos, que han trabajado con pueblos aislados, nos ayuden a definir cuál sería esa área a ser incrementada en esa área intangible.

Hay que ir al campo y poner puntos de GPS (Sistema de Posicionamiento Global) para ver dónde será la delimitación exacta y con esos puntos se hace un decreto ejecutivo, con el cual se amplía la zona intangible.

Normalmente, para la ampliación de cualquier frontera usamos mucho este procedimiento para ampliar áreas protegidas, por ejemplo.

FUENTE: ANDES

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba