Fiscalía vuelve a convocar a expresidente Rafael Correa para que rinda su versión en caso que investiga tres muertes durante la revuelta del 30S

A solo días de que concluya el plazo de 120 días de instrucción fiscal ordenada dentro del proceso penal en el que se investiga el asesinato del policía Froilán Jiménez y los militares Darwin Panchi y Jacinto Cortez, durante la revuelta policial del 30 de septiembre de 2010, la fiscal Claudia Romero vuelve a convocar para que rinda versión el expresidente Rafael Correa.

Dentro de esta causa, esta sería la tercera convocatoria que se le hace al exmandatario ecuatoriano, quien vive en Bélgica desde el 2017. El pasado 4 de noviembre, Correa habría sido llamado por Fiscalía, pero no asistió, pues según su abogado, Fausto Jarrín, el exmandatario en estricto derecho no fue notificado para ninguna versión.

En ese momento Jarrín aseguró que si se les convoca a Correa y su defensa de la forma correcta asistirán a las versiones que sean. En el impulso de la noche del 18 de enero pasado, la Fiscalía dispone que Correa comparezca, a las 20:00 de hoy 20 de enero, a la versión mediante medios telemáticos, en compañía del abogado de su confianza.

Junto con Correa también han sido convocados a rendir versión el actual jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, general Luis Eduardo Lara, cuatro uniformados más y dos periodistas de televisión. Todos deberán entregar sus versiones a la Fiscalía usando medios telemáticos.
Entre el viernes y sábado últimos, la fiscal Romero realizó la reconstrucción de los hechos ocurridos durante la jornada del 30 de septiembre de 2010 en que se evacuó al entonces presidente Correa del hospital de la Policía en Quito. La reconstrucción se inició en la Brigada Patria (Cotopaxi) y se dividió en grupos para que cada uno de los nueve procesados y los convocados relaten lo que vivieron ese día.

Luego, la diligencia se trasladó al Colegio Militar Eloy Alfaro, en Quito, lugar en el que el denominado 30S se planificó la operación fr rescate para sacar al primer mandatario, y todo terminó en los exteriores del hospital de la Policía, zona en la que fallecieron los dos militares y el cabo de Policía.

El general Ernesto González, quien fue jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas durante el 30S, asistió a la reconstrucción de los hechos en el Colegio Militar Eloy Alfaro y dijo: «La decisión que todos conocemos fue extraer al presidente (Rafael Correa) del hospital de la Policía. (…) La orden verbal del presidente al ministro de Defensa y del ministro de Defensa al jefe del Comando Conjunto, se siguió una cadena de mando normal».

Romero en lo que podría ser uno de los últimos impulsos que emita en este caso, antes de que se termine la instrucción fiscal, dio paso a diligencias como valoraciones médicas, solicitudes de información a instituciones públicas, verificaciones de evidencia balística encontrada en los cuerpos de los tres fallecidos, una pericia de análisis del marco constitucional aplicable durante los hechos ocurridos el 30 de septiembre de 2010, entre otras.

Para hoy también se tiene definido que peritos realicen la experticia de reconocimiento del lugar y el levantamiento de indicios y una pericia documentológica en los rastrillos de la antigua Unidad de Vigilancia Centro Occidente, hoy conocida como Distrito de Policía Eugenio Espejo, del Grupo Operativo Motorizado (GOM), del Grupo de Intervención y Rescate (GIR), del Grupo de Operaciones Especiales (GOE), de la Escuela Superior de Policía. (I)

Fuente: El Universo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba