Fernando Alvarado es llamado a juicio por incumplimiento de una decisión legítima de autoridad competente; el juez dispuso una caución de $ 10.000 que suspende la orden de prisión preventiva

El juez de Pichincha Geovanny Freire, luego de varios meses de deliberación, llamó a juicio al ex secretario de Comunicación (Secom) Fernando Alvarado, quien es acusado del delito de incumplimiento de decisiones legítimas de una autoridad competente. La decisión se dio a conocer en la reinstalación de la diligencia contra el exfuncionario correísta.

Junto con la decisión de llamar a juicio a Alvarado, dada la mañana de este lunes 23 de enero en el Complejo Judicial Norte, el juez Freire dispuso la prohibición de enajenar bienes del procesado y la retención de cuentas en el sistema financiero local por $ 10.000.

El pedido de que se le emita un auto de llamamiento a juicio lo hizo el fiscal Martín Navarrete durante la audiencia de evaluación y preparatoria de juicio que se dio el 7 de julio pasado en Quito. Por el retiro del grillete el exlíder de la Secom recibió como medida cautelar la orden de prisión preventiva, lo que no se ha cumplido debido a que Fernando Alvarado está por más de cuatro años fuera del país.

Navarrete resaltó que el juez acogió todos los elementos de convicción presentados y, aunque no estaba de acuerdo, cree que es una potestad del juez el haber otorgado la caución solicitada por Alvarado, es decir, se le suspende la orden de prisión preventiva dispuesta una vez que cancele $ 10.000.

“La caución es una potestad jurisdiccional. A criterio del juez se encuentran reunidos todos los requisitos del artículo 547 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), razón por la cual ha fijado la caución tomando en cuenta la multa que implica la imputación jurídica materia de este caso, más valores adicionales, y ha impuesto la cantidad de $ 10 .000. Una vez que se hayan consignado estos valores en el plazo que establecido, se suspende la orden de prisión preventiva”, explicó Navarrete.

Esta causa contra Alvarado se inició en 2018 cuando él se retiró el dispositivo electrónico de vigilancia (grillete) que se le definió dentro de la causa por peculado del que era parte en ese momento.

Contra el correísta la Fiscalía presentó como elementos informes técnicos del dispositivo que identificó en dos meses más de 1.300 alertas, un informe pericial que define el recorrido que hizo Alvarado de Guayaquil a Quito antes de retirarse el grillete y el parte policial que revela que se encontró el dispositivo arrojado en una quebrada en el sector de Guápulo, en el nororiente de la capital.

En la causa por peculado relacionado con la Secom, Fernando Alvarado recibió las medidas de presentación periódica cada quince días y el uso del grillete electrónico el 9 de agosto de 2018 durante una audiencia de formulación de cargos. El exfuncionario era acusado de inobservar normas legales en contratos, ocasionando un presunto perjuicio de $ 259.000 al Estado ecuatoriano.

Fuente El Universo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba