¡Feliz Día de la Hispanidad! Hoy es 12 de octubre, fiesta de la Hispanidad, ¡felicidades!

Hoy es un día de fiesta. Celebramos la llegada de Colón a América pero sobre todo todo, celebramos la hermandad de las naciones hispanas, nuestra forma de esta en el mundo, el proyecto común.

No fuimos de España porque fuimos España, esa gran nación que logró el primer proyecto de globalización, dio la primera vuelta al mundo y en cuyo imperio no se ponía el sol…

Y no, la Hispanidad no la define la raza ni la sangre. Decía García Morente en ‘Idea de la Hispanidad’ que el Greco no nació en España pero encarnó plenamente el espíritu de la Hispanidad: creatividad, generosidad, trascendencia y espiritualidad.

Porque eso es lo más importante de la Hispanidad: la catolicidad. Hoy la mayoría de la Iglesia reza en español. La fe católica nos regala la Esperanza de la patria celestial, de la Justicia divina. Por eso la tenacidad y eficacia de nuestras convicciones y la valentía y el compromiso en nuestras batallas. Porque no son ‘nuestras’, sino Suyas…

Y es precisamente esa esperanza la que nos hace pelear ya ahora y sin miedo por la Justicia. Porque sabemos de Quien nos hemos fiado y la Gloria que nos tiene reservada. Porque sabemos que el paraíso terrenal no es posible pero también sabemos que tenemos que ser instrumentos útiles para dejar el mundo un poco mejor que como lo recibimos.

Es la Esperanza la que nos hace audaces, generosos y comprometidos. Con más pálpito que cálculo, con más corazón que razón. Porque la verdadera razón está en el corazón y porque hay cosas que la razón no entiende…

Así somos. Pasionales. Familiares. Amantes de la vida.

No conocemos la indecisión porque esta es fruto de una sociedad líquida o ideologizada. Nosotros conocemos Quien es nuestra certeza. Por eso nuestra serenidad y firmeza incluso aunque el fracaso sea evidente e inminente.

Por todo esto defendemos con pasión la vida desde la concepción y la familia como célula básica de la sociedad.

La reina Isabel la Católica fue una avanzada de la época otorgando la ciudadanía de Castilla a los indígenas que algunos pretendieron esclavizar.

“¡La libertad, querido Sancho, es el mayor don que los dioses dieron a los hombres!”

Y muchos siglos antes de los derechos laborales la reina Isabel estableció la jornada laboral de 8 horas. Y también muchos años antes de los derechos de las mujeres, la gran reina isabel estableció los derechos de las embarazadas.

Y en el siglo XX seguimos en vanguardia. La Convención Americana de Derechos Humanos fue la avanzadilla de la Carta Universal de Derechos del Hombre. ¿No es emocionante?

Por cierto que la Convención reconoce el derecho a la vida desde el momento de la concepción y el derecho preferente de los padres en la educación de los hijos. Y los vamos a defender. ¡Por supuesto que lo vamos a defender!

Como ves, ¡mucho que celebrar!

Frente a la leyenda negra, la realidad histórica e identitaria. Porque como dice el historiador Marcelo Gullo, autor de ‘Madre Patria’, “la leyenda negra es el nucleo de la dictadura de lo políticamente correcto” además de la mayor obra de propaganda política jamás conocida.

Así que disfruta del día de la Hispanidad. Fuimos grandes y nos espera un futuro esplendido si nos reconocemos en lo que realmente somos: naciones hermanas con vocación universal. Y eso significa vida, familia, libertad y fe. ¡Exactamente lo contrario del foro de Sao Paolo!

Por eso nos tendrán enfrente. Y ganaremos. Porque somos más. Porque tenemos razón. Y porque nunca vamos a permitir que nos roben la Hispanidad.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba