Federico Chiesa sintió una molestia y podrían preservarlo con miras al partido ante Chelsea

Federico Chiesa demuestra ser uno de los puntos altos en Juventus y así se comprobó durante la remontada del miércoles, en la que anotó el gol para el 2-2 parcial que posteriormente permitió firmar el 3-2 sobre Spezia.

El atacante de 23 años, que también exhibe sus virtudes con la Selección italiana, despertó preocupación en la Vecchia Signora tras haber sido sustituido por Dejan Kulusevski a siete minutos para el final y esa salida no fue estratégica por parte de Massimiliano Allegri, sino al ser alertado por una molestia física.

“Federico me pidió que lo cambiara porque su (músculo) flexor se estaba endureciendo (calambre) nuevamente. Jugando cada tres días, hay que lidiar con estas cosas también”, explicó el estratega del Bianconero tras el juego.

El ex Fiorentina prefirió marcharse por precaución para no agravar la dolencia y ahora se espera su evolución para saber si puede jugar el domingo en el choque con Sampdoria.

 

Según trascendió se trata de un inconveniente menor, ya que el resto de las pruebas realizadas no revelaron ninguna lesión. También porque, como dijo Chiesa, se detuvo en el momento adecuado y así no arriesgó una dolencia mayor.

De todas maneras, podrían apostar por la vuelta de Juan Cuadrado en el lateral derecho, por lo que no extrañaría que puedan cuidar a Chiesa y que empiece desde el banco ante la Samp, sobre todo con el cruce con Chelsea por la Champions League de la próxima semana. (D)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba