Fases 2 y 3 de la transición de Gobierno arrancan el 19 de abril del 2021

El presidente, Lenín Moreno, se reúne este lunes 19 de abril del 2021 con el mandatario electo, Guillermo Lasso, para oficializar el intercambio de información.

Minutos después de que se confirmara el triunfo de Guillermo Lasso en el balotaje del 11 de abril, representantes del Gobierno lo contactaron para encaminar la transición.

La administración saliente, encabezada por el presidente Lenín Moreno, aceptó en febrero pasado la propuesta del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), de apoyar en el “empalme” mediante un sistema de información que se ha aplicado en más de 30 países.

El Jefe de Estado recibirá a ­Lasso este lunes en el Palacio de Carondelet, para avanzar con el intercambio de información, a fin de tener una transición “ordenada y transparente”. También se prevé un diálogo entre Rocío González y María de Lourdes Alcívar, la próxima primera dama. En una cita aparte, también se reunirán la vicepresidenta María A. Muñoz y su sucesor, Alfredo Borrero.

En la reunión entre Muñoz y Borrero está previsto abordar la gestión sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el impulso en las relaciones internacionales para obtener las dosis de vacunas contra el covid-19.

El Presidente electo designó a su amigo personal y jefe de campaña, Iván Correa, y al excandidato a la Alcaldía de Quito y director de Creo Pichincha, Juan Carlos Holguín, para que liderasen el proceso de transición con los funcionarios salientes.

El ministro de Trabajo, Andrés Isch, y el secretario de Gabinete, Jorge Wated, en cambio, encabezan el operativo desde el oficialismo.

Durante la semana anterior, Isch, quien coordina el Comité de Transición, explicó que se planificaron tres fases para el intercambio de datos.

La primera, denominada de “pre-empalme”, concluyó el 30 de marzo, cuando se completó la recopilación de información de 43 instituciones públicas. En esta tarea participaron 250 funcionarios. Todos esos documentos están cargados en el Sistema de Información y Gestión para la Gobernabilidad Democrática (Sigob), facilitado por el PNUD, aseguró Isch. Se encuentran informes de 131 iniciativas consideradas prioritarias. Por ejemplo, el proceso de renegociación con los multilaterales, el pago de la deuda a los jubilados, los programas sociales del combate a la desnutrición, entre otros planes.

Además, están los detalles de 460 contratos en marcha “que es importante que el próximo Gobierno conozca”. También se incorporaron alrededor de 60 proyectos de normas en construcción, como la reforma laboral, y 180 bases de datos.

En la segunda fase, que arrancará formalmente hoy, el equipo de Lasso podrá hacer requerimientos adicionales de información, actualizaciones o profundizar ciertos temas.

Paralelamente, vendrá la tercera fase, la de institucionalidad, en la que se facilitará la instalación de mesas de trabajo entre los ministros salientes y aquellos que integrarán el gabinete de Lasso, a partir del 24 de mayo. “Este es un ejercicio que fortalece la democracia. Ojalá que se pueda repetir y se vuelva la norma en cada cambio de Gobierno”, sostuvo Isch.

El objetivo es juntar a cada ministro o secretario, tanto el entrante como el saliente, para hacer una presentación completa de las instituciones a su cargo. Así lo señaló Wated el viernes ­pasado, en Radio Quito.

“Estaríamos esperando que el Presidente electo vaya nombrando a sus ministros para hacer estas mesas de transición”. Además, confirmó que ya han tenido acercamientos con el equipo designado por Lasso.

Juan Carlos Holguín, jefe de campaña de Creo en Pichincha, precisó en declaraciones de prensa que la transición es “independiente de lo que significa la estructuración del equipo de Gobierno” del Presidente electo.

Considera que la metodología del PNUD ha sido probada en transiciones democráticas y recordó que Lasso “viene trabajando desde hace algunos años para este momento” desde su ‘think tank’, Ecuador Libre, así como con su equipo más cercano.

Como ya anticipó el propio Mandatario electo el lunes anterior, el plan de vacunación para hacer frente a la pandemia del coronavirus marca la prioridad en el inicio de su gestión.

El binomio de Creo-PSC prometió inocular al menos a 9 millones de personas en los primeros 100 días de mandato. Este será un tema clave para impulsar la reactivación económica.

Por ahora, Lasso no ha adelantado nombres de su equipo de ministros. Sin embargo, ha reiterado su predisposición de dialogar con todos los sectores políticos del país.

Los designados para el proceso

​Jorge Wated. El secretario de Gabinete señaló que en cada Ministerio se levantó información a detalle para la próxima administración. “Lo pendiente, lo que va avanzando, hasta los juicios, las denuncias presentadas, las demandas recibidas, todo lo que es importante que una persona conozca cuando asume una institución”.

Andrés Isch. Como coordinador del Comité de Transición, aseguró que el objetivo es que Lasso pueda empatar su plan de Gobierno con las distintas instituciones y arrancar rápidamente su gestión. “Las cosas quedan más ordenadas, con mayor claridad, una ventaja del Presidente es que recibe instituciones más fuertes”.

Iván Correa. Es amigo personal de Lasso. Ejerció la Vicepresidencia de Mercadeo del Banco Guayaquil y fue su jefe de campaña. Aseguró que el encuentro con Lenín Moreno marcará la partida oficial del intercambio de información gubernamental. “La transición es muy necesaria y es parte de este vivir democrático”.

Juan C. Holguín. Buscó la Alcaldía de Quito en el 2019, es director de Creo en Pichincha y forma parte del ‘think tank’ Ecuador Libre. “Se iniciaron las conversaciones desde el mismo domingo. Ahí recibió la primera llamada del Gobierno saliente. Después de la primera reunión formal, se pasará a una metodología sectorial”.

Fuente: EL COMERCIO 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba