Falta de posgrados, entre medidas del pasado que afectaron a médicos ecuatorianos y que ahora tienen repercusión

Su guardia había terminado. Se dirigía a la salida de la maternidad Enrique Sotomayor cuando una enfermera corrió hacia él para pedir su ayuda. Una embarazada había fallecido al llegar. Y sin dudarlo, recuerda, revisó a la mujer, mientras un colega escuchaba con un estetoscopio si aún latía el corazón del bebé. El sonido era débil. No podían esperar más. Ahí, en medio del pasillo, tomó el bisturí y sacó al bebé.

Francisco Plaza Bohórquez, especialista en gineco-obstetricia y cirugía oncológica con 40 años de experiencia, recuerda esa mañana de 1985, cuando salvó la vida de ese pequeño con la asistencia de los especialistas Víctor Bustamante, Marco Ruiz, Javier Jurado y Roberto Rosero.

Han pasado más de tres décadas y al mirar hacia atrás Plaza reflexiona sobre la profesión que alrededor de 20.000 médicos ejercen en la provincia del Guayas: “Fue una decisión valiente, de ética, de conocimiento profesional, que es lo que debe tener todo médico. Así se le venga el mundo encima, correr cualquier riesgo para salvar una vida. Pero ahora con esta ley de mala práctica cree que alguien se va atrever a hacerlo”.

Lo dice en el marco del Día del Médico Ecuatoriano, que se conmemoró el 21 de febrero, una fecha en la que su gremio recuerda los ‘atropellos’, como ellos llaman, que vivieron durante casi una década, hasta antes del 2017.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba